La mitad de las personas con Alzheimer sufre malnutrición

Jornadas Alzheimer 2014 009Con el objetivo de conocer en profundidad el papel que juega la alimentación en el avance de la enfermedad y en la calidad de vida del paciente con Alzheimer, este martes se celebra la séptima edición del encuentro que sobre la enfermedad organizan cada año distintas unidades del Complejo Hospitalario Universitario de Huelva y la Federación de Asociaciones de Familiares de Enfermos de Alzheimer y Otras Demencias de Huelva y que reunirá en el salón de actos del Hospital Infanta Elena a más de un centenar de asistentes, entre profesionales del sistema sanitario y de los centros de día del movimiento asociativo, así como cuidadores y pacientes.

Arranca así una nueva edición de las jornadas, destinada en esta ocasión a ofrecer información veraz y contrastada acerca de los últimos avances científicos sobre alimentación en pacientes con Alzheimer, teniendo en cuenta que casi la mitad de los afectados acaba presentando algún tipo de malnutrición a lo largo del proceso, con el fin de profundizar en el conocimiento de aquellos alimentos más adecuados en cada una de las etapas de la enfermedad, así como las necesidades proteicas y energéticas que necesitan este tipo de pacientes. No hay que olvidar que, si bien el cerebro representa sólo el 2% del peso corporal, consume el 20% de la energía del organismo.

Mejorar la memoria, aumentar la capacidad de concentración, mantener una mayor estabilidad emocional y contribuir a generar una mayor tranquilidad y serenidad en el paciente son actitudes y estados de ánimo a los que favorece sensiblemente la adopción de una dieta determinada o con la inclusión de ciertos alimentos. Conocerlos y evitar aquellos que afectan de forma negativa a la evolución del paciente y a su estado de salud son también elementos importantes en los cuidados del paciente con Alzheimer.

Este encuentro, en el que participan las unidades de Medicina Interna, Rehabilitación y Endrocrinología y Nutrición del Complejo Hospitalario Universitario de Huelva, así como el Departamento de Nutrición y Bromatología de la Universidad Pablo de Olavide, pretende también servir como foro para orientar a los familiares y profesionales de los centros de día en el diagnóstico de los primeros síntomas de la disfagia o dificultad para tragar en el paciente, así como iniciar a los cuidadores en el manejo práctico de elaboración de los platos utilizando distintas texturas, que faciliten la ingestión de los alimentos una vez se han iniciado los problemas de deglución.

El subdirector gerente del Complejo Hospitalario Universitario de Huelva, Basilio Bernad, junto con la presidenta de la Confederación Andaluza de Asociaciones de Pacientes de Alzheimer, Rocío Muñóz, serán los encargados del presidir el acto de inauguración de las jornadas, que refuerzan el trabajo cooperativo que vienen desarrollando el movimiento asociativo y el sistema sanitario con el fin de impulsar diferentes proyectos con una doble vertiente asistencial y social dirigidos a mejorar la calidad de vida del paciente con Alzheimer.

La enfermedad de Alzheimer es un tipo de demencia que no sólo ocasiona una progresiva e irreversible pérdida de las funciones cognitivas, sino que también es un factor de riesgo de malnutrición para las personas que lo padecen, observándose en ellos con frecuencia una progresiva pérdida de peso, que tiende a incrementarse conforme avanza la enfermedad, aumentando el riesgo de infecciones, úlceras en piel y caídas, lo que disminuye significativamente su calidad de vida.

Es por ello que resulta fundamental para cuidadores y profesionales de los centros de día disponer de la mayor información posible para abordar el problema desde el inicio de la enfermedad, teniendo en cuenta que la mayor parte de los pacientes pierde el apetito y experimentan alteraciones en el gusto y el olfato. En las últimas etapas de la enfermedad, será la disfagia la mayor dificultad a resolver. Para su detección es preciso observar ciertos signos de alerta además de la pérdida de peso. Es importante su diagnóstico precoz para que, con las medidas adecuadas, se pueda mantener durante el mayor tiempo posible una alimentación segura y suficiente por vía oral.

Este encuentro surge del trabajo conjunto que la federación de asociaciones y el Complejo Hospitalario Universitario de Huelva, junto al resto del sistema sanitario en la provincia, vienen manteniendo en los últimos años y que ha dado lugar a la implantación pionera de un programa sociosanitario en la provincia como es el Proyecto Al Lado. Una iniciativa de la que también forman parte el Distrito Sanitario Huelva-Costa y que está iniciando el Área Sanitaria Norte de Huelva, y cuya experiencia se ha extendido al resto de provincias andaluzas, con el ánimo de mejorar la atención sanitaria que se ofrece al paciente mediante un abordaje conjunto de las áreas de mejora y de las líneas de trabajo a desarrollar entre el movimiento asociativo y los profesionales sanitarios.

Esta línea de trabajo con las asociaciones de pacientes se enmarca dentro de la estrategia de Participación Ciudadana que están desarrollando los profesionales sanitarios, que responde también a los objetivos desarrollados por el II Plan Andaluz de Alzheimer que ha impulsado la Consejería de Salud, entre cuyos contenidos se encuentra la colaboración plena con las asociaciones de familiares de afectados como nexo de unión entre los propios enfermos y como vehículo de expresión y canal de comunicación entre los pacientes y las administraciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *