La OMS coloca al jamón en el grupo de productos cancerígenos como el plutonio, el tabaco o el alcohol

Se trata del llamado grupo 1 de sustancias que incluye las más peligrosas para la salud

Jamon 1El estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la influencia del consumo de carnes rojas y carnes procesadas en algún tipo de cáncer ha caído como una bomba en el sector cárnico onubense, que tiene como producto estrella al jamón y a sus embutidos. Aunque el estudio no arroja datos absolutamente concluyentes, en el sector cárnico onubense hay miedo a que el consumo se reduzca tras las indicaciones que se han realizado desde la OMS, que considera potencialmente cancerígena la ingesta a partir de unas determinadas cantidades diarias de carnes rojas o carnes procesadas.

El estudio de la OMS considera carne procesada “cualquier tipo de carne que ha sido transformada con salazón, curado, fermentación, ahumado u otros procesos para mejorar el sabor y preservar el alimento”. Esto incluye salchichas, hamburguesas y también embutidos y jamón.

Un dato curioso del estudio es que no distingue –al menos en el avance que se ha dado a conocer– entre la calidad de los productos usados, por lo que en el grupo entraría todo el embutido, desde el peor chorizo al jamón de mejor calidad. Dicho de otra forma, el mejor jamón de Jabugo ‘está metido en el mismo saco’ que una hamburguesa de baja calidad.

El estudio concluye que por cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida diariamente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%. También menciona que hay una relación entre cáncer de estómago y el consumo de comidas procesadas. Para la carne roja, también hay estudios que han confirmado una asociación con el cáncer de páncreas y el de próstata.

Los expertos en dietética han respondido casi al unísono que cualquier exageración en un sentido o en otro debe descartarse y que lo recomendable es una ingesta moderada de cualquier alimento. Los estudios analizados han comparado la incidencia de cáncer entre personas con un elevado consumo de carne y otras con uno bajo. En todos los casos, el riesgo añadido es bajo. Se trata de una cuestón de dosis, el consumo en exceso de estas carnes puede resultar perjudicial para la salud, pero un consumo moderado puede no tener consecuencias

Si la comparación entre un buen jamón y una mala hamburguesa es odiosa, el estupor llega a límites insospechados cuando la OMS coloca al jamón o a los embutidos en el mismo grupo en el que está el plutonio, el tabaco o las bebidas alcohólicas. El trabajo considera que la carne procesada es “carcinogénica para humanos”. Se trata del llamado grupo 1 de sustancias que incluye las más peligrosas para la salud por los criterios de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer. En este grupo hay 107 sustancias, entre ellas el tabaco, las bebidas alcohólicas o el plutonio.

Sobre la carne roja, el estudio indica que es “probablemente carcinogénica para humanos”, lo que quiere decir que, aunque hay evidencias científicas de la asociación entre consumo de carne roja y cáncer, dichas evidencias no son tan fuertes como para la carne procesada.

REACCIONES

DOP JABUGO

El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) ‘Jabugo’, Guillermo García-Palacios, se ha mostrado convencido este martes de que la alerta de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que tras un cambio de clasificación por parte de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), ha clasificado los productos cárnicos procesados y las carnes rojas como productos que pueden causar cáncer, crea “una alarma innecesaria” y ha destacado la calidad de los productos que se realizan bajo la denominación Jabugo, puesto que son “artesanales” y llevan conservantes naturales.

En declaraciones a Europa Press, García-Palacios se ha referido a dicha agencia, que ha clasificado los productos cárnicos procesados dentro del grupo 1 de factores cancerígenos para el ser humano, y ha considerado “inapropiado” atribuir a un único factor un mayor riesgo de cáncer cuando puede depender de una combinación de varios.

Asimismo, ha remarcado que este informe genera “una alarma innecesaria” y ha aclarado que las carnes procesadas a las que hace alusión “no tienen nada que ver con el producto ibérico”, el cual se elabora de manera artesanal.

“Siempre se ha dicho que un jamón ibérico es un olivo con patas” debido a sus propiedades saludables, ha agregado, antes de dejar claro que el estudio se refiere a embutidos procesados que se elaboran “de manera diferente” a los que ellos producen.

Además, García-Palacios ha criticado “la falta de concreción” del estudio y, aunque ha lamentado que justo lo den a conocer antes de la campaña navideña, ha defendido la calidad de los productos que se elaboran en la zona de Extremadura, Huelva y Salamanca.

Así, ha hecho hincapié en la importancia de que las administraciones clarifiquen y “pongan cordura” porque la producción que se realiza en esta zona “nada tiene que ver” con los embutidos procesados que se hacen en otras partes del mundo.

Tras lanzar un mensaje de tranquilidad al consumidor, ha incidido en que no hay un único factor que afecte a las personas a la hora de padecer un cáncer sino que es una combinación de muchos. A modo de ejemplo, ha asegurado que es como decir que “el sol es cancerígeno antes del verano” cuando, a su juicio, lo aconsejable son “las campañas en positivo” e incidir en la importancia de la protección solar.

De este modo, ha resaltado la calidad de los productos englobados dentro de la DOP Jabugo y ha insistido en la defensa de la dieta mediterránea y equilibrada, dejando claro que el estudio va referido a la carne procesada.

Finalmente, ha recordado que la agencia calcula que comer diariamente 50 gramos de carne procesada aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18 por ciento y “en Europa la media está en unos 24 gramos”, según ha apostillado el presidente de la DOP Jabugo, quien ha reiterado que el estudio es “excesivamente genérico, no concreta y crea una alarma innecesaria”.

PSOE

El secretario general del PSOE de Huelva, Ignacio Caraballo, ampara la calidad de los productos del cerdo ibérico de nuestra provincia, así como la seguridad en la fabricación de sus productos elaborados. Tras estudio publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el dirigente socialista ha querido salir en defensa de la industria cárnica que dispone de la DOP Jabugo que garantiza la excelencia y distinción de sus productos.

En esta línea, Caraballo apuntó que actualmente el sector del ibérico onubense es un referente internacional, además de ser un motor del desarrollo gastronómico, turístico y económico de la provincia, especialmente de la comarca de la sierra. Por ello, lamentó que la difusión de esta información pueda hacer estragos en muchas empresas cárnicas que ante todo tienen garantizadas la calidad de sus productos.

Del mismo modo, Ignacio Caraballo quiso hacer público su “total apoyo al sector cárnico de la provincia y rechaza absolutamente que se haya levantado la alarma” por parte de la OMS por el estudio que se ha dado a conocer de la Agencia de Investigación sobre el Cáncer, que alerta sobre el consumo de productos procesados.

Desde el PSOE se entiende que “en esta provincia, el consumo de carne de cerdo y sus derivados es una tradición milenaria y que la elaboración de embutidos se hace bajo el cumplimiento de todas las garantías de calidad y de salud exigidas por la normativa europea. El jamón es un producto estrella que da nombre y prestigio a la provincia de Huelva, por lo que el daño que se hace es en este momento de proporciones inmensas, máxima en la época previa de la navidad, cuando el mercado mueve gran cantidad de artículos”.

PARTIDO POPULAR

El presidente del PP de Huelva, Manuel Andrés González, se ha referido este martes al estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que, tras un cambio de clasificación por parte de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), ha clasificado los productos cárnicos procesados y las carnes rojas como productos que pueden causar cáncer.

En rueda de prensa, y preguntado por este asunto, González ha hecho hincapié en que los grupos políticos y las administraciones velarán para que el citado estudio “no perjudique a los productores onubenses”.

En este sentido, el líder popular ha insistido en que Huelva “posee unos productos ibéricos de calidad que lejos de perjudicar a la salud, la beneficia, siempre y cuando el consumo sea moderado, como ocurre en todas las cuestiones de la vida”.

Por ello, ha abogado por la continuidad en la divulgación de las bondades de los productos ibéricos de la Sierra, así como por un análisis, desde el punto de vista científico, de este estudio por parte de los propios productores.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *