Una plaga de procesionaria crea un problema de salud pública en Hinojos

256 expedientes médicos, las farmacias han multiplicado por ocho la venta de antihistamínicos y una vecina de la localidad ha perdido la visión en un ojo

Urbanización Los Centenales de Hinojos.

Urbanización Los Centenales de Hinojos.

El alcalde de Hinojos, Miguel Ángel Curiel, ha pedido la colaboración de todos los vecinos de la localidad para aunar fuerzas y hacer frente a una problemática que se agudiza cada año, la procesionaria.

El edil hinojero recogerá firmas, junto a su corporación municipal, este jueves a las 18:00h en la puerta del ayuntamiento, donde espera el apoyo de todo su pueblo con el fin de obtener el informe favorable que necesita del Ministerio de Sanidad y proceder –inminentemente- a la fumigación aérea en el monte de pinar por parte de la Consejería de Medio Ambiente.

38.TRATAMENTO PROCESIONARIA (23)Curiel expondrá a sus vecinos todas las actuaciones que ha realizado para intentar lograr que la fumigación se efectúe en las fecha establecidas, ahora, y ante la falta de respuestas en la última fase de su proceso de actuación, necesita el apoyo de los suyos ya que solo faltan 15 días para que la fumigación sea efectiva ante la plaga  de procesionaria que se espera en la próxima primavera.

La fumigación aérea ha sido el tratamiento habitual para frenar los brotes de la procesionaria. En 2009, Unión Europea prohíbe el procedimiento aéreo, salvo en casos de emergencias, donde se ponga en peligro la salud pública. Así se describe en el artículo 53 del Reglamento (CE) nº1107/2009, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de octubre de 2009, relativo a la comercialización de productos fitosanitarios y por el que se derogan la Directiva 79/117/CEE y 91/414/CEE del Consejo establece que, en circunstancias especiales, un Estado miembro podría autorizar, por un periodo no superior a 120 días, la comercialización de productos fitosanitarios para su utilización controlada y limitada, si tal medida fuera necesaria debido a un peligro que no pueda controlarse por otros medios razonables.

El último tratamiento aéreo que se realizó en Hinojos fue en 2012, desde entonces el inmenso monte de pinar que conforma su término municipal no ha sido tratado y la plaga de procesionaria ha crecido de una manera incontrolada en los últimos años.

En 2015 se han sumado 256 expedientes médicos, las farmacias han multiplicado por ocho la venta de antihistamínicos y una vecina de la localidad ha perdido la visión en un ojo. Los más afectados ante los pelos urticantes de la oruga son los niños, además de ser mortal para los perros.

“Tres núcleos urbanos lindan con el pinar, nos referimos a Urbanización “Los Centenales”, “Las Ánimas” y “Entre Pinos”. Contamos con tres zonas recreativas inmersas en pinar “Parque Municipal Los Centenales”, el “Merendero” y el Camping “Doñarrayan Park Arrayan” afectando directamente al tejido empresarial y al turismo de nuestra comarca”, subraya Curiel.

Asimismo, el alcalde de Hinojos  ha señalado que “la zona de mayor contagio para los niños es el Polideportivo Municipal, igualmente linda con el monte y cuando llega la primavera los niños y niñas no pueden continuar en las escuela deportivas”.

En este sentido, y atendiendo a la cercanía tan extrema que existe entre el casco urbano con el monte de pinar, la Junta de Andalucía solicitó -en julio- al Ministerio de Agricultura que el caso de Hinojos se reconociera como un caso de emergencia, ante la denegatoria de este organismo la Junta remite la solicitud al Ministerio de Sanidad –en septiembre-, hasta la fecha no se ha pronunciado.

Mientras tanto la procesionaria avanza en su ciclo biológico y la fecha de fumigación está a punto de llegar a su fin.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *