Confirman condena de tres meses de cárcel por atar a un perro a una piedra para que se ahogara

Fotografía que circuló por facebook y provocó la denuncia.

Fotografía que circuló por facebook y provocó la denuncia.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Huelva ha ratificado la condena de tres meses de cárcel a un hombre por atar a un perro a una piedra para que muriera ahogado en una playa de la localidad onubense de Ayamonte en marzo de 2013.

Según reza en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la Audiencia ha rechazado el recurso de apelación interpuesto confirmando la condena de este hombre como autor responsable de un delito de maltrato animal, emitida hace unos meses por el juzgado de lo Penal número 3 de Huelva.

El juez consideró probado que el condenado llevó al perro en compañía de su madre hasta un caño perteneciente al Paraje Natural de las Marismas de Isla Cristina, en el término municipal de Ayamonte, atándolo a una piedra de grandes dimensiones, que le impedía cualquier tipo de escape, con la finalidad de que el animal se ahogara cuando subiera la marea, “causándole no sólo la muerte sino un sufrimiento innecesario e injustificado”.

El juzgado, durante la vista oral, consideró suficiente la prueba indiciaria, mientras que este hombre negó los hechos, negándose también a contestar las preguntas del Ministerio Fiscal, que solicitó para él once meses de cárcel.

Sin embargo, la Audiencia se remite a una prueba directa como es la propia declaración del condenado ante el Juzgado de Instrucción “en la que admitió haber matado al perro en la forma en que se asienta en los hechos probados de la resolución impugnada”, a lo que añaden que cuando se le pregunta por su propio abogado por qué ante el juez de instrucción reconoció haber matado al animal atándolo a la piedra, éste “responde que lo hizo con intención de ganar fama o notoriedad, respuesta ésta que carece de todo sentido, no correspondiéndose con la lógica natural de los hechos ni con su proceder al narrarlos también a otras personas”.

Por estos hechos, este hombre fue detenido el mes de junio de ese año, tras iniciar una investigación la Guardia Civil cuando un ciudadano alertó a la Benemérita a través de su página web de que había visto en las redes sociales una fotografía de un perro muerto a orillas del mar en la provincia de Huelva, aportando el enlace en que había visto la escena.

Por ello, los agentes del Seprona realizaron comprobaciones y al hacer un seguimiento de esta entrada en la citada red social pudieron llegar hasta el presunto autor de los hechos. Según pudieron comprobar en los distintos muros de Facebook consultados, las causas que guiaron al dueño del animal a matarle de esta manera es que no tenía dinero para sacrificarle por los medios legales, así que decidió dejar amarrado al animal a una gran piedra a orillas de la citada playa para que la marea, cuando subiera, ahogara al perro.

La foto-denuncia se realizó una vez que las aguas hubieron bajado y una vez subidas a la red tuvieron una amplia repercusión, siendo muchos los usuarios de esta aplicación los que reprochaban la conducta del propietario, según indicó la Guardia Civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *