La oficina antidesahucios evita 764 desalojos desde 2012

La oficina de prevención, intermediación y protección contra los desahucios de Huelva acogida al Programa Andaluz en Defensa de la Vivienda (PADV) ha evitado un total de  764 desalojos en la provincia tres años después de su puesta en funcionamiento en octubre de 2012. Este punto de asesoramiento ha recibido durante ese periodo 3.041 visitas, que han derivado en la apertura de 807 expedientes. El resto de las atenciones fueron consultas en las que los interesados han solicitado información sobre la oficina, pero sin concretar finalmente ninguna petición, por lo que no se continuó con la tramitación.

La delegada de Fomento y Vivienda, María José Bejarano, ha destacado “el valor y los positivos resultados de esta oficina y su contribución para resolver el grave problema al que se enfrentan muchas familias de la provincia por la falta de ingresos con los que asumir el sostenimiento del pago de su vivienda debido a la crisis”. Además, ha subrayado “el importante servicio que viene prestando de ayuda, información y asesoramiento a las familias afectadas, así como la valiosa labor de intermediación y prevención que realizan en muchos casos para evitar las consecuencias más graves e impedir así llegar al drama del desahucio”. María José Bejarano ha puesto de relieve que esta oficina es una herramienta más de la Junta en la lucha contra este problema y que se suma a otras iniciativas como las ayudas al alquiler para los desahuciados o la futura aprobación de la ley de retracto de la vivienda.

Del conjunto de 807 familias con expedientes abiertos en esta oficina, una acudió a las oficinas en la fase de prevención, 764 en la fase de intermediación y 42 en la etapa de protección. En la fase de prevención, acuden a las oficinas aquellas familias que todavía no tienen problemas de morosidad con las entidades financieras pero están interesadas en informarse sobre las consecuencias derivadas del posible impago de las cuotas hipotecarias o las cláusulas abusivas asociadas a los préstamos hipotecarios que ya han firmado o tienen previsión de hacerlo. En este caso registrado en Huelva, la labor de dicha oficina ha permitido que la familia tenga todos los datos disponibles a su alcance como usuario de productos bancarios.

El servicio de intermediación es el más demandado y está destinado a quienes ya tienen deudas con las entidades financieras y, por tanto, se encuentran en riesgo de desahucio. En este ámbito, las familias o bien demandan información sobre las posibles vías de actuación o bien reclaman la mediación de los técnicos que atienden las oficinas para tratar de alcanzar una solución a sus problemas hipotecarios.

De los  interesados en la intermediación, ya se han resuelto favorablemente 353 expedientes, los restantes 411 casos permanecen en tramitación con expectativas de resolución favorable. De las 353 familias que han culminado con una solución positiva su consulta, 283 se han acogido a la vía de intervención temprana, que se aplica al comienzo del proceso de desahucio, cuando el lanzamiento aún no es inminente. La solución para estas personas ha consistido en el asesoramiento sobre fórmulas como la dación en pago, el alquiler social o la reestructuración de la deuda hipotecaria (renegociación de las cuotas hipotecarias y del periodo de carencia).

Las oficinas les han prestado también asesoramiento sobre suspensión de lanzamientos y justicia gratuita. Los restantes 70 expedientes resueltos favorablemente lo han sido mediante negociación con la entidad financiera y con los juzgados, a través de diferentes vías como la renegociación de las condiciones, la intermediación para evitar la suspensión de la subasta, la suspensión del lanzamiento o la dación en pago con o sin alquiler social, el alquiler social, así como otras fórmulas de negociación y apoyo en la realización de trámites.

Asimismo, en el ámbito de la protección, las 42 familias se han dirigido a las oficinas con el desahucio ya ordenado y en estado avanzado del proceso. En estos casos, se ha contactado con la entidad financiera o con los juzgados, según corresponda, para evitar o dilatar en lo posible la ejecución. En las situaciones en las que el desahucio es mas inminente, estos puntos ofrecen no sólo la ayuda y asesoramiento para su inscripción en el registro municipal de demandantes, sino también la garantía de contactar con los servicios sociales del Ayuntamiento que corresponda para facilitar soluciones de emergencia, tanto habitacionales como de cobertura de las necesidades básicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *