La Plataforma de Aljaraque asegura que el uso urbanístico de la parcela para el centro de menores es comercial

asamblea aljaraque centro menores 02La Plataforma para la Reubicación del Centro de Internamiento de Menores -que se pretende abrir en el lugar en el que se encontraba el Restaurante El Paraíso La Dehesa, en Aljaraque- ha denunciado que el uso urbanístico de la parcela en la que se quiere instalar es comercial y no dotacional, tal y como está publicado en la web municipal* y que contradice lo que ha afirmado la alcaldesa del municipio, Yolanda Rubio, esta mañana en Onda Cero.

La plataforma, que pretende que el Centro se instale en una ubicación diferente al actual, sostiene que con el actual uso comercial de ese suelo no sería posible la instalación del centro de menores en esa parcela. Si, por el contrario, el uso de la parcela ha sido cambiado y es dotacional como dice la alcaldesa, esta modificación se ha realizado muy recientemente y como consecuencia de que ya sabían que ese centro se iba a instalar allí.

En este caso, se confirmaría que el Ayuntamiento conocía el procedimiento y el interés de instalar este tipo de centro lo han mantenido oculto a los vecinos de la localidad hasta el último momento. La plataforma ha informado, igualmente, de que tal y como se recoge en el pliego de condiciones del concurso de la Junta de Andalucía, el centro contempla albergar 20 plazas masculinas en régimen cerrado, semiabierto y abierto, que choca con lo afirmado por la regidora municipal aljaraqueña esta mañana, que sostiene que no se trata de un centro de internamiento de menores que hayan cometido delitos graves. El caso, que ha despertado una gran alarma social entre los vecinos de la localidad, ha logrado aunar a vecinos y AMPAS de los centros educativos de los núcleos urbanos de La Dehesa, Bellavista, Corrales y Aljaraque.

En este sentido, han iniciado una recogida de firmas solicitando la reubicación del centro y diferentes acciones online, como es la movilización y difusión de mensajes a través de las redes sociales y la búsqueda de apoyos a través de plataformas digitales como change.org. Igualmente, la plataforma ha anunciado que continuará planificando diferentes actuaciones y movilizaciones hasta que logren parar este proyecto que sólo ha logrado causar una gran inquietud vecinal por la ilógica ubicación escogida para instalar un centro de estas características, que habitualmente se localiza en zonas alejadas de los núcleos urbanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *