Unas 200 personas corren en Moguer para ayudar al pequeño Carlos Olivares

deporte unido por una buena causa foto de familia de los participantesAlrededor de 200 personas se inscribieron el pasado sábado en la carrera solidaria organizada por la Hermandad de Padre Jesús para colaborar por segundo año consecutivo con el joven Carlos Olivares Narváez, afectado por el síndrome de Dravet, y en esta ocasión también para tender una mano al pueblo saharaui.

Reunidos en la Capilla de Jesús con la única voluntad de ayudar a la familia de este joven moguereño, los participantes completaron primero una marcha de dos kilómetros y después una carrera de algo más de cuatro, para llevar junto a la directiva de la Hermandad del Nazareno un soplo de esperanza a este pequeño que, junto a sus padres, ha iniciado una lucha titánica por mejorar su calidad de vida.

Carlos Olivares sufre el síndrome de Dravet, una enfermedad catalogada como rara que provoca continuas convulsiones que pueden llegar a ser mortales. Las personas que la padecen tienen problemas cognitivos, físicos y emocionales, que les impiden leer, hablar o caminar con facilidad, presentando en muchos casos patrones de autismo e hiperactividad.

Personas de todas las edades, entre ellas integrantes de los clubes locales Grámata Running y Moguer La luz, y del triguereño Conistorsis, participaron en la segunda carrera Padre Jesús, Amor y Solidaridad, que bajo el lema de ‘Moguer contigo’, completó el mismo itinerario que cada Semana Santa realizan el Señor de la Madrugá moguereña, Nuestro Padre Jesús Nazareno, junto a la Virgen de Los Dolores. El importe recaudado con los 200 dorsales que fueron entregados en la soleada mañana del sábado van a ir destinados íntegramente a esta hermosa causa.

Para seguir sumando esfuerzos y brindar su apoyo a los más necesitados, la Hermandad que preside Felix Bogado ha querido también colaborar este año con la asociación onubense Pro-Niños Saharauis de Moguer, que instaló y atendió el servicio de cantina para recaudar fondos con los que poder ayudar a un pueblo que vive en condiciones extremas en el Sáhara argelino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *