Condena de 7 años por dar una paliza a un anciano en La Redondela y provocarle la muerte

La Audiencia Provincial de Huelva ha impuesto una pena de siete años y seis meses a un ciudadano portugués que agredió a un hombre de 75 años en una finca de La Redondela, en agosto de 2012, y le provocó heridas que finalmente desencadenaron su muerte. Además, le impone otras dos penas, por allanamiento de morada y hurto, de dos años y dos meses.

La sección segunda de la Audiencia Provincial ha considerado probada la agresión que llevó a cabo André Roberto Batista en la persona de Laureano Jiménez Martín, y lo condena por un delito de robo con violencia utilizando medio peligroso y un delito de lesiones en concurso con delito de homicidio imprudente. Por el primer delito la condena es de tres años y seis meses, y por el segundo de cuatro años. Pero lo absuelve del delito de asesinato que pedía el fiscal y la acusación particular.

En los hechos probados se explica en la sentencia cómo el André Roberto agredió repetidamente a Laureano Jiménez con un palo, tras lo que le robó un reloj y un móvil. Las heridas no le provocaron la muerte y fue ingresado en el hospital Infanta Elena de Huelva, donde falleció el 31 de agosto de 2012, tres días después de la paliza, por las complicaciones derivadas de las heridas sufridas al estar tomando anticoagulantes.

En la sentencia se condena al acusado también por los delitos de allanamiento de morada y de hurto, ya que después de agredir al anciano entró en una casa de campo y robó un vehículo en otra finca, también en el término de La Redondela. Por estos hechos se le imponen las penas de un año y dos meses y doce meses, respectivamente.

Como responsabilidad civil, el condenado deberá abonar a la esposa del fallecido con 100.000 euros, solo que al haber fallecido con posterioridad a los hechos esta cantidad formará parte de la herencia de la misma. E igualmente se indemnizará, además, a los hijos de la víctima -Juan Carlos, Antonio Jesús, Miguel Ángel
y María Elena- con 25.000 euros a cada uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *