Enfermeros no podrán vacunar sin receta previa del médico

vacunacion gripeLos 1.800 profesionales de Enfermería de Huelva no podrán usar ni indicar a sus pacientes medicamentos sujetos a prescripción médica sin la previa receta del médico, caso, por ejemplo, de las vacunas, lo que conllevará una peor atención a los onubenses, con incrementos de las esperas y las gestiones, tras la aprobación por parte del Gobierno del PP de un Real Decreto que también perjudicará al Servicio Sanitario Público andaluz y su normativa sobre prescripción enfermera, vigente desde 2009.

Según han explicado Gonzalo García y Antonio Botello, secretario provincial del sindicato de Enfermería y presidente del colegio provincial de Enfermería, respectivamente, representantes provinciales de la Mesa de la Profesión Enfermera, el Ministerio de Sanidad ha traicionado y engañado a la profesión enfermera al modificar, en el último momento, el texto del Real Decreto de prescripción enfermera que había acordado con la Mesa de la Profesión Enfermera y aprobar, finalmente, una normativa que deteriora la calidad asistencial que se ofrece a los ciudadanos.

Los representantes enfermeros han indicado que, una vez se publique en el BOE el Real Decreto, el Gobierno del PP pasará “la patata caliente” a las CC.AA., y será el consejero andaluz de Salud, Aquilino Alonso, al que le corresponda asumir una situación creada por la administración central.

Se da, además, la circunstancia de que el texto inicial acordado con la profesión enfermera fue ratificado también por Andalucía, a través de su consejero de Salud, en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, celebrado el pasado mes de marzo. Por ello, desde la Mesa de la Profesión se ha solicitado también una reunión con Aquilino Alonso de cara a recabar su apoyo en su demanda de cambio del RD.

Situación en Andalucía

De hecho, los representantes de la Mesa de la Profesión han alertado de la situación especial que se producirá en Andalucía cuando se publique el nuevo Real Decreto. Según recuerdan, Andalucía fue pionera en legislar sobre la actuación de las enfermeras y los enfermeros en el ámbito de la prestación farmacéutica, con la publicación del Decreto 307/2009, de 21 de julio, por el que se define la actuación de las enfermeras y los enfermeros en el ámbito de la prestación farmacéutica del Sistema Sanitario Público de Andalucía.

En el Sistema Sanitario Público Andaluz son más de 7.600 las enfermeras que ya venían prescribiendo medicamentos y productos sanitarios de forma autónoma, gestionando órdenes por valor de 80 millones de euros durante 2014. Además, son ya más de 2.600 los profesionales de Enfermería formados y acreditados para desarrollar la denominada prescripción colaborativa.

Todos estos avances para la profesión enfermera y para los usuarios de la Sanidad Pública andaluza quedan ahora anulados por el carácter de normativa básica del RD estatal. Entre otras cuestiones, el RD poniendo en cuestión los protocolos establecidos o autorizados por la Consejería de Salud sobre esta materia y que tendrá que aclarar la propia Junta de Andalucía en aras de preservar el sistema vigente en la Comunidad Autónoma.

Repercusiones ciudadanas

En cuanto a las repercusiones que tendrá para los ciudadanos, los representantes de la enfermería han destacado que la norma afectará a todos los ámbitos donde los enfermeros desarrollan su trabajo: hospitales, centros de atención primaria, ambulancias, residencias, servicios de salud laboral…

Así han apuntado que los profesionales vienen usando e indicando medicamentos de prescripción médica siguiendo protocolos pactados con la profesión médica o publicados por las autoridades sanitarias. Se trata de una actuación más de su asistencia enfermera que en el ámbito del fármaco son vitales para garantizar la continuidad de los cuidados y agilizar la toma de decisiones y la atención en su conjunto, aspectos que inciden directamente en la optimización y coordinación de los recursos disponibles y en la seguridad del paciente, funciones que impide el nuevo Real Decreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *