El centro de salud de La Orden promueve el acogimiento familiar de menores

El centro de salud de La Orden, integrado en el Distrito de Atención Primaria Huelva-Costa, participa un año más en la campaña de difusión del programa de acogimiento familiar a menores que la Junta, a través de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, desarrolla con la finalidad de ofrecer un hogar a los niños y niñas sobre los que se ha adoptado una medida de protección.

Promovida por la asociación Alcores, que es la entidad encargada del programa en la provincia, en colaboración con la trabajadora social del centro, las instalaciones sanitarias han acogido una actividad de difusión y captación de familias acogedoras consistente en la ubicación de una mesa informativa y el reparto de material divulgativo dirigido a los usuarios y vecinos de su zona de influencia en la capital, favoreciendo así el mayor conocimiento del programa por parte de la ciudadanía y su apoyo al mismo.

Como novedad, este año se ha incorporado además el objetivo de la sensibilización de los profesionales del centro, de manera que ellos mismos den a conocer el programa entre los usuarios y su entorno más próximo o sean acogedores directamente. Para ello, la asociación Alcores ha celebrado una charla sobre el proceso y las distintas modalidades que existen de acogimiento.

Cuando se decreta el desamparo de un menor, éste pasa a ser atendido a través de los distintos sistemas de protección. La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño reconoce a la familia como un derecho fundamental de todos los niños y niñas. Y si bien a día de hoy las estructuras familiares son cada vez más diversas y complejas, la familia en sus diferentes formas sigue siendo para los niños y niñas un espacio acogedor, cercano e íntimo, donde pueden desarrollar su identidad y sentir la pertenencia a un grupo. Así, siempre que es posible se prioriza el acogimiento familiar del menor y desde la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales se trabaja activamente por potenciar esta alternativa frente a los centros residenciales.

En la actualidad, en la provincia de Huelva hay un total de 165 menores que residen en la red de centros de protección dependientes de la Junta y que son susceptibles de acceder al programa de acogimiento familiar. Dos de estos centros se encuentran en el área de referencia del centro de salud de La Orden.

Tipos de acogimiento

El acogimiento familiar es una medida complementaria que no tiene por objetivo la sustitución de la familia de origen del menor, como ocurre en el caso de la adopción. Para hacerlo posible es imprescindible el compromiso social, la voluntariedad, colaboración, altruismo y solidaridad de las familias acogedoras.

Dicha medida tiene diversas modalidades. En función del núcleo en el que se produce, puede ser en familia extensa, cuando existe una relación de consaguinidad o afinidad de hasta tercer grado con el menor y los solicitantes del acogimiento, o en familia ajena, cuando no existen lazos de parentesco entre el niño y quienes le acogen.

Teniendo en cuenta la duración y las necesidades del menor, el acogimiento puede ser simple, de urgencia, permanente o con carácter profesionalizado. El primero tiene una duración de entre uno y dos años y se realiza cuando está previsto que el niño vuelva con su familia o pase a una medida de protección más estable, siendo aconsejable que exista una continuidad en las relaciones con su familia biológica.

El acogimiento familiar de urgencia es una modalidad del anterior, en la que se trata de dar respuesta a situaciones de emergencia que requieren una separación inmediata del menor de su núcleo familiar y se pretende evitar su paso por un centro residencial. Es exclusivo para menores de 0 a 6 años y suele tener una duración máxima de seis meses.

El acogimiento familiar permanente, por su parte, se lleva a cabo cuando no está previsto que el niño vuelva con su familia de origen y por ello es necesaria una mayor estabilidad. Se lleva a cabo por tiempo indefinido y en muchos casos se prolonga hasta que el menor alcanza la mayoría de edad o se emancipa.

Por último, el acogimiento familiar con carácter profesionalizado está destinado a menores con necesidades especiales (mayores de 7 años, grupos de hermanos, afectados por alguna discapacidad, etc.), que requieren para su atención de familias con experiencia y formación específicas.

En todos los casos las personas interesadas deben pasar por una fase de información y formación y un proceso de valoración de idoneidad a cargo del servicio de Protección de Menores, que presta su apoyo en todo momento a las familias de acogida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *