IU propone crear delegaciones municipales permanentes en El Rompido y Nuevo Portil

Foto delegación Ayuntamiento RompidoIzquierda Unida ha propuesto la creación de delegaciones permanentes del Ayuntamiento de Cartaya en El Rompido y Nuevo Portil. Según la moción que IU ha presentado para su debate en el Pleno de la Corporación del próximo día 27, esas delegaciones estarían dotadas de medios técnicos, personal y presupuesto propios, que garanticen servicios de atención ciudadana, registro municipal y tablón de anuncios.

El Rompido y Nuevo Portil son núcleos diseminados, distanciados, aproximadamente, diez kilómetros de Cartaya. En conjunto, en esos dos núcleos viven 2.907 habitantes, cifra que supera la población de 46 municipios de la provincia que tienen ayuntamiento propio. Sin embargo, nunca se han habilitado en esos núcleos delegaciones permanentes del Ayuntamiento con personal y medios técnicos que ofrezcan servicios de registro, tablón de anuncios y atención ciudadana. Para acceder a estos servicios, las personas que viven en El Rompido o Nuevo Portil tienen que recorrer unos 20 kilómetros, lo que resulta complicado para la población dependiente o sin vehículo propio.

IU considera que, en el ámbito de sus competencias, el Ayuntamiento debe adaptar su gestión pública a las singularidades del municipio y, por lo tanto, facilitar una atención transparente, participada y cercana, desde principios de igualdad territorial.

Recientemente se han producido ciertos avances en El Rompido, donde un técnico municipal ofrece servicios de atención ciudadana tres días a la semana, durante cuatro horas diarias. En Nuevo Portil, sin embargo, no existe delegación permanente del Ayuntamiento. Allí se ofrecen servicios mínimos sólo en temporada estival.

La creación de delegaciones permanentes con medios técnicos y humanos propios y suficientes en esos dos núcleos no sólo es una respuesta a las necesidades de los vecinos, es también una oportunidad para maximizar la transparencia, impulsar la participación ciudadana, mejorar la imagen corporativa y dinamizar la economía local, potenciando uno de nuestros principales motores económicos: el turismo. Ello facilitaría, además, la implantación de planes integrales para el desarrollo sostenible de esos dos núcleos, cuyo seguimiento podrían realizar equipos técnicos especializados en cooperación con las organizaciones sociales de las dos zonas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *