‘Todos se van’ compite por el Colón de Oro con un relato sobre la niñez y la libertad

El director, Sergio Cabrera, ya ganó este galardón en el año 1993 con ‘La estrategia del caracol’

Todos se van‘Todos se van’ (Colombia, 2015) llega al Festival de Cine Iberoamericano planteando una historia sobre la niñez, la justicia y la libertad.

Basada en la novela homónima y casi autobiográfica de la escritora cubana Wendy Guerra, ‘Todos se van’ narra la historia de Nieve, una niña de ocho años que vive en la Cuba de 1979 la lucha de sus padres por su custodia. Eva, la madre, es una artista que cree en la revolución sin censuras ni autoritarismo. Se ha vuelto a casar con Dan, un sueco que trabaja en la construcción de una planta nuclear. Manuel, el padre, es un dramaturgo que se sacrifica para escribir teatro en una zona inhóspita de la isla, con el sueño de construir el nuevo hombre latinoamericano. La batalla de los padres desemboca en un juicio en el que el Estado interviene de manera arbitraria. Nieve, con su padre, vive situaciones extremas que la llevan a inventarse la manera de volver con su madre. El desencanto radicaliza al padre mientras Eva y Nieve tratan de salir del país tras la expulsión de Dan.

La pequeña cubana Rachel Mojena interpreta a Nieve y fue escogida entre más de cien niñas para el papel. Uno de los trámites más complicados fue conseguir el permiso para sacarla del país junto a su madre para el rodaje, una vez descartada la idea de filmar Cuba. El silencio del Gobierno cubano, que nunca respondió a la solicitud de permiso para rodar en el país, planteó también otro reto a Cabrera, que tuvo que replantear las localizaciones para la película.

Sergio Cabrera es un realizador colombiano de cine y televisión de enorme prestigio y reconocimiento que vuelve al primer plano de la escena cinematográfica con ‘Todos se van’, su película más personal, tras un silencio de once años. A lo largo de su carrera ha obtenido numerosos reconocimientos y premios, y con ‘La estrategia del caracol’, su obra más conocida, ganó el Colón de Oro a la Mejor Película en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva de 1993.

Es precisamente su vínculo con el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva lo que hace aún más especial para él su estancia aquí. Así, ha asegurado en rueda de prensa que “Huelva ocupa un lugar muy importante en mi historial cinematográfico”, ya que “este festival acogió mi otra película y la catapultó, y además he sido miembro del jurado en dos ocasiones”. Es por ello que “cuando me dijeron que ‘Todos se van’ estaba seleccionada y que venía a Huelva me dio una alegría inmensa”, ha afirmado.

En un principio, Cabrera tenía pensado hacer una película para los niños, pero cuando leyó su novela homónima cambió de opinión: “Me di cuenta de que quería hacer una película sobre los niños, y no para ellos, y me pareció muy interesante tratar los temas que se abordan en ella”.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *