Primera sesión del Festival de Cine en la Cárcel de Huelva

festival cine cárcel 540[2] festival cine cárcel 525[1] festival cine cárcel 530[1] festival cine cárcel 537[1](Texto: Francisco Regueira) Un año más el Centro Penitenciario onubense se ha vestido de gala para recibir las películas e invitados del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva en sus instalaciones.

Cada mes de noviembre en la prisión onubense se comienza a sentir la llegada del Festival tanto entre los profesionales que allí trabajan  como, y sobre todo,  en los internos que lo sienten como auténticas jornadas festivas que les hacen más llevaderas las largas horas de tedio de la prisión. Carteles del Festival  sobre todas las paredes que rodean el Área Sociocultural donde  se ubica el salón de actos, que repleto de internos y de internas, visionaban la película programada para la mañana del primer día del concurso paralelo. Se trataba de “Todos se van”  de la Sección Oficial Largometrajes a concurso y el visitante no podía ser otro más que su director, el hispano-colombiano Sergio Cabrera, ganador de un Colón de oro del Festival por La estrategia del caracol (1992) y del Premio del Público por Águilas no cazan moscas (1995). La actriz protagonista, la cubana Yoima Valdés, que hace un papel magistral en la cinta, no pudo asistir porque ya había abandonado el Festival por asuntos familiares.

A la llegada de Sergio al Área Sociocultural, fue obsequiado con el distintivo del festival confeccionado en fieltro por una de las internas, mientras que a través de las puertas del salón de actos podían oírse los aplausos de los internos que seguían la proyección. Más de una vez invitado y organizadores pensaban que se debían al final  de la proyección de la película y resultaron ser de admiración sobre lo que estaba ocurriendo en la pantalla.

El visionado de la cinta ha sido perfecto gracias a que la dirección del Festival madre ha proporcionado un proyector de primera categoría para que puedan verse las cintas a concurso con la máxima calidad posible, como se merecen las películas seleccionadas para el concurso del 41 Festival de Cine Iberoamericano de Huelva

Sergio una vez finalizada la proyección fue presentado por una de las internas y fue recibido con un gran aplauso por todos los asistentes pasando a continuación a responder a las preguntas de los que quisieron hacerlo.

Por último fue despedido con un pequeño obsequio como recuerdo de su paso por las instalaciones del Centro Penitenciario de Huelva y por su Festival. Afirmamos que Cabrera ha disfrutado de la jornada y ha sentido una gran emoción por su participación en la misma, como dejó rubricado en el escrito de recuerdo de su paso en el Festival penitenciario y que regaló para disfrute de todos los que quieran leerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *