‘La carga’, amor entre un indígena mexicano y una española en el siglo XVI

Alan Jonsson, director de la película, califica la cinta como un “western total de aventura”

La carga‘La carga’, de Alan Jonsson Gavica (México-España, 2015), llega al Festival de Cine Iberoamericano para contar la historia de amor entre un indígena tameme y una mujer española en el siglo XVI. Protagonizada por la actriz española María Valverde, la película, que compite en la Sección Oficial de Largometrajes y se presenta este jueves en el Gran Teatro a partir de las 21.30 horas, se mueve entre el relato de aventuras y la narración épica sobre la vida del héroe mexicano Francisco Tenamaztle.

El director ha destacado, en rueda de prensa, que la película cuenta una historia “muy de México y España”, anclada en la época de la colonización del siglo XVI, pero que no deja de ser un “western total de aventura”.

María Valverde interpreta a Elisa, una joven perteneciente la nobleza española que decide viajar desde nueva España hasta la Veracruz colonizada (México) para evitar la injusta ejecución de Francisco Tenamaztle, el líder del levantamiento contra la corona Española. En su viaje le acompañará Painalli (Horacio García Rojas), un indio tameme encargado de transportarla a través de la extensa geografía del nuevo mundo. La pareja se topará con un grupo de mercenarios enviados por el padre de Elisa, que intentarán que la joven no llegue a su destino. Los problemas y peligros que surgirán a lo largo del camino harán que los lazos entre ellos se estrechen cada vez más.

Según ha explicado el propio director, en principio contemplaba este proyecto como una producción de acción y aventura pero al conocer la historia de Francisco Tenamaztle, uno de los principales defensores de los indígenas que luchó contra los españoles, decidió dar un enfoque más amplio a la historia. Así, cautivado por la fuerza y determinación de Tenamaztle, el director planteó la película también como homenaje al héroe mexicano además de como relato que aúna acción, romance, aventura, emoción e intriga política.

Asimismo, Jonson Gavica ha destacado “lo importante que ha sido para mi” el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva”, ya que este certamen “ayudó a internacionalizar mi película anterior”. Tras ello, se ha mostrado convencido de que esta película “se va a ver reforzada por la fortaleza de este festival.

Después de trabajar como fotógrafo, Alan Jonsson Gavica decide incursionar en su otra pasión, el cine. En 2004 crea la compañía productora Esfera Films Entertainment, con la que lleva a cabo su primer largometraje, ‘Morenita’, que ha obtenido 15 premios internacionales, incluido el premio a la mejor dirección en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva. Jonsson cuenta también con una larga de producciones publicitarias.

‘LA CASA MÁS GRANDE DEL MUNDO: DE LA NIÑEZ A LA VIDA ADULTA

Las directoras Ana Virginia Bojórquez y Lucía Carreras llegan al Festival de Cine Iberoamericano con ‘La casa más grande del mundo’ (Guatemala-México), una película sobre el descubrimiento de la responsabilidad y el paso de la niñez a la vida adulta, que compite en la Sección Oficial de Largometrajes y se presenta en el Gran Teatro este jueves a las 19.00 horas.

La película narra la historia de Rocío, una niña maya que debe asumir de pronto una responsabilidad de adulto que vive en las montañas del altiplano en Guatemala. Cuando su madre empieza a tener contracciones que anuncian el parto adelantado, Rocío se encuentra a punto de vivir la aventura de su vida, debe hacerse cargo de un rebaño de ovejas y llevarlo a través de los pastos montañosos por su cuenta. Rocío es muy joven para tal tarea y cuando va en busca de una oveja perdida, el resto de la manada se escapa. Rocío debe encontrar la forma de superar el reto y hacer frente a sus peores miedos.

Una de las dos directoras de la cinta, Ana Virginia Bojórquez, ha destacado que la película aborda el momento en que una persona “deja de ser una niña y tiene que aprender de las consecuencias de sus acciones”, que es lo que le pasa a la protagonista.

Tras recalcar la el cine guatemalteco necesita de coproducciones para poder “salir a flote”, debido a la falta de apoyo económico a la cinematografía en ese país, Bojórquez ha destacado que para esta película, estar en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva “significa muchísimo, un logro, la culminación de un sueño”.

El paisaje tiene un peso muy importante en la película y comparte la misma dualidad que vive la protagonista. El paisaje es, a la vez, bello y agreste. Y la pequeña Rocío conoce también, al mismo tiempo, la hermosura y la hostilidad del mundo.

‘La casa más grande del mundo’ se ha rodado en la Sierra de los Cuchumatanes, en la frontera con México.  Las localizaciones muestran la belleza de un paisaje que es, a la vez, agreste en una dualidad que puede también extrapolarse a la experiencia que vive la protagonista, quien conoce al mismo tiempo la hermosura y la hostilidad del mundo.

La guatemalteca Ana V. Bojórquez es licenciada en Comunicación y estudió cine en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV), donde se especializó en Cinematografía. ‘La mayor casa en el mundo’ es su primera película. El proyecto contó con el apoyo de Ibermedia, Cinergia (Fondo Audiovisual de Centroamérica) y el incentivo fiscal mexicano.

Por su parte, la mexicana Lucía Carreras debutó como directora con el largometraje ‘Nos vemos papá’ (2012). Participó como co-guionista en ‘Año Bisiesto” de Michael Rowe, que obtuvo la Cámara de Oro en el Festival de Cannes en 2011 y para ‘La Jaula de Oro’ de Quemada-Diez, recibiendo el Ariel de Mejor Guión en 2014.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *