DESDE MI CABINA.
Refuerzos inaccesibles.
[Paco Morán]

Arthuro, cebeceando a gol ante el Villanovense. (Espínola)

Arthuro, cebeceando a gol ante el Villanovense. (Espínola)

(Texto: Paco Morán) Jugar bien es ganar. Esta frase ha sido pronunciada a lo largo de la historia del fútbol en infinidad de ocasiones. Apliquémosla pues a la victoria del Decano ante un débil Villanovense, que incluso pudo empatar al final del partido.

El choque fue débil en cuanto a juego y en generar ocasiones de gol; pero no en actitud de los jugadores. No podemos pedir más de lo que pueden ofrecer. Ceballos tiene en la mano qué juego desarrollar con el fin de buscar siempre a Arthuro. No veo otro sistema que pueda dar al Decano puntos. Por no tener, no tenemos ni un lanzador de faltas y córner que pudiera hacer de la estrategia una buena ocasión para hacer goles.

Y es que el Recre en casa no funciona como todos desearíamos. Estamos viendo a un Recre distinto fuera del Colombino a saber por razones de responsabilidad. Pero también podría ser que lo que hay es lo que tenemos para afrontar el campeonato.

Ante un rival con pinta de Tercera, el Recre sólo pudo presentar como aval plausible, los goles de Arthuro. No es capaz de generar ocasiones de gol y la creatividad en la zona de medio campo no existe. También cierto es que estamos en Segunda B y exigir más es como predicar en el desierto.

Los refuerzos son imprescindibles si se quiere aspirar al ascenso. Lo ha dicho el propio Ceballos cuando es preguntado por las aspiraciones que se ha planteado. Sabe el técnico que necesita algo más para poder ser un firme candidato a jugar la liguilla de ascenso.

Y recemos para que no se vayan los dos buenos, y que no son otros que Arthuro y Mica Pinto. Ambos están destacando y han sido claro: o me pagan o me marcho cuando se abra el mercado de invierno.

Esto lo ha dejado sobre la mesa el técnico tras el partido de ayer después de hablar durante la semana con los máximos responsables de la entidad. Sólo ha recibido la promesa de que pagarán pronto y que llegarán refuerzos. El tiempo y sólo el tiempo dirá si Comas ha mentido al entrenador o al final, en unas días podremos decir que el dueño cumple con su palabra.

Y como nada pueden hacer ni entrenadores ni empleados, sólo son los jugadores quienes con sus denuncias por impago interponga cuando llegue el mes de diciembre. Esto sí que lo tiene claro el técnico, por lo que si se producen esas denuncias de los jugadores, el Recre no podría fichar en el mercado de invierno. Ya esto ocurrió el pasado año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *