Comienza este viernes el juicio por el accidente del autobús en Francisco Montenegro

Accidente autobus avenida montenegro-04El Juzgado de lo Penal número 2 de Huelva acoge a partir de este viernes, a las 9,15 horas, el juicio contra los conductores de un autobús y de un camión, cuyo choque en la avenida de Francisco Montenegro el 1 de octubre de 2012, provocó el fallecimiento de un hombre y de una mujer de 21 y 32 años y una veintena de heridos, tres de ellos graves.

Por estos hechos, en su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio Fiscal pide tres años y medio de prisión para el conductor del autobús accidentado y para el del camión una multa de 600 euros, a razón de diez euros diarios durante dos meses, y a ambos una indemnización, junto a la compañía de seguros, de casi 170.000 euros a los familiares de los dos fallecidos.

El fiscal señala que los hechos son constitutivos de un delito de 24 delitos de lesiones por imprudencia grave. Por ello pide para el conductor del autobús, además de la pena de prisión, la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y la privación del derecho a conducir vehículos a motor durante cinco años.

A su vez, al conductor del camión lo considera autor de dos faltas del homicidio por imprudencia leve. Por ello, procede imponerle además de la multa, la privación al derecho de conducir vehículos a motor por un periodo de diez meses.

Además del pago de las indemnizaciones a los familiares de los fallecidos, los acusados tendrán que indemnizar con cuantías inferiores a los demás heridos.

El fiscal considera probado que sobre las 8,20 horas el día 1 de octubre de 2012 venía circulando por la avenida Francisco Montenegro el citado camión con una carga que sobresalía del remolque entre 2,95 y 3,20 metros, extremo que no ha sido debidamente acreditado, siendo lo autorizado que la carga no sobresalga más de tres metros.

Igualmente a esa hora venía circulando el citado autobús de pasajeros, que procedía de Moguer, y con la intención de llegar lo antes posible a su destino, lo hacía “a una velocidad notablemente superior a la permitida, a 80 kilómetros por hora, y sin prestar la más mínima atención a lo que ocurría en el carril derecho”.

EL CHOQUE, AL ADELANTAR
El choque se produjo al adelantar al camión, cuando éste se disponía a girar a la derecha, lo que provocó que coincidiera la parte trasera del autobús con la finalización del giro del camión, lo que hizo que la viga de mayores dimensiones que portaba éste, penetrara en el autobús y haciendo el efecto ‘abrelatas’.

El fiscal señala que el conductor, pese a sentir el golpe, continuó sin detener su marcha hasta que al escuchar los gritos de los pasajeros se detuvo a más de 140 metros del lugar del impacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *