El informe de Urbanismo desmonta las pretensiones de Fertiberia para las balsas de fosfoyesos

El documento establece la obligación de aprobar un Plan Especial con carácter previo a cualquier proyecto de recuperación

Vista aérea de las balsas de fosfoyesos.

Vista aérea de las balsas de fosfoyesos.

El informe de compatibilidad urbanística encargado al departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Huelva por el alcalde de Huelva, a instancias del Pleno Municipal que lo aprobó el pasado mes de septiembre, concluye que es necesario que se apruebe un Plan Especial, competencia de la Junta de Andalucía, que ordene y regule la zona contaminadas por los residuos de fosfoyesos.  Del informe redactado por Urbanismo, al que ha tenido acceso HuelvaYa, se deduce que de todos los pasos que se tienen que dar, el proyecto a desarrollar en los fosfoyesos será el último de todos y no el primero, tal y como intenta Fertiberia con la presentación de su proyecto de restauración.

A juicio de Urbanismo, “queda clara la prohibición expresa del PGOU de Huelva de actividad industrial y de vertido en estas zonas, manifiestamente incumplida por Fertiberia e inobservada durante décadas por quien corresponda, así como la obligación de regeneración de las mismas para sus usos de espacios libres, dotacionales, recreativas y sistemas de infraestructuras viaria en observancia del Plan Director de Infraestructuras de Andalucía”.  El texto recuerda que “la permanencia de los vertidos es contraria al Plan de Ordenación Territorial de Andalucía (POTA), al PGOU, la Ley de Costas y a los propios condicionamientos de vertidos de la concesión administrativa que limitaba a 3 metros de altura el depósito de fosfoyesos sobre las marismas, condicionantes que el propio Ministerio y Abogacía del Estado consideran causa efectiva de incumplimiento para la caducidad de la concesión a Fertiberia y que los abogados del Estado identificaron como instalaciones a desmantelar e inadmisibles al haberse superado con creces este apilamiento en contra del clausurado que lo fue para dicha concesión”.

Según el informe, “los postulados del artículo 88.3 del POTA, explicitan la eliminación de vertidos contaminantes en aguas y suelos, la recuperación de las zonas de dominio público afectadas y la regeneración de los humedales”.

El documento aclara que “un proyecto técnico (el de Fertiberia) no puede sustituir a los planes urbanísticos que le preceden jerárquicamente aún en dominio público por razones obvias, en cumplimiento de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía”. “Lo contrario equivaldría a incurrir en el confusionismo de identificar los conceptos de dominio o relación de propiedad y de jurisdicción o relación de imperium o soberanía, porque el dominio público, cualquiera que pueda ser la configuración teórica, está concebido en nuestro derecho positivo, no como una relación de poder sino como una relación de propiedad”. Con todo ello, “se precisa pues el Plan Especial que establezca usos y zonificaciones pormenorizadas en el entorno, condiciones topográficas adecuadas para el real y efectivo desarrollo de tales usos de espacios libres y dotaciones consideradas equipamientos de ciudad, establezca su zonificación adecuada como sistemas generales y locales, así como a viarios interiores”. Además, el Plan Especial  establece las condiciones “para el trazado de los sistemas generales de infraestructuras a conectar con la circunvalación de la ciudad de Huelva y prevean los futuros enlaces sobre el Tinto a modo de viaducto con las condiciones geotécnicas, topográficas, de estabilidad y no agresividad de suelos y agua a la permanencia de personas y a las estructuras construidas y cimentadas del futuro puente de conexión con Palos y Moguer”. En este sentido la conclusión es rotunda: “La ausencia de este Plan, y por ende, la admisi´çon de un proyecto sin previsión de tales aspectos supone la falta de garantía en el cumplimiento de las prescripciones de los planeamientos del POTA, PDIA y PGOU de Huelva y Palos, entre otros”.

También añade el documento que “el proyecto presentado (por Fertiberia) no toma en consideración los estudios recientes de la Universidad de Huelva sobre caracterización de las balsas, contaminación de suelos, de aguas, de análisis de resultados de restauraciones precedentes en la zona e implicaciones derivadas tales como filtraciones en zonas ya restauradas”. Y apunta también que “las zonificaciones derivadas por las técnicas de desecación vía evaporación directa en canales perimetrales de aguas ácidas, su incorporación habilitará zonas incompatibles al uso humano por contacto directo con esta agua ácida y directa inhalación por su evaporación directa en el entorno inmediato, en contra de lo previsto por el Planeamiento vigente que prevé espacios libres-dotaciones sin límite de uso o restricciones de área, que con las soluciones propuestas en el Proyecto Técnico aportado serían inevitables y espacios vedados al uso normal de los mismos tal y como los informe del Ministrio, Medio Ambiente y Director de Sostenibilidad de la Costa y el Mar predicen. Lo cual requeriría una modificación del Planeamiento para la adecuación de estas soluciones”.

No pasa por alto el informe la cercanía de la población de Huelva con la zona afectada por los vertidos de fosfoyesos.  Así, recalca que “en cuanto a la inundabilidad de los terrenos de las balsas y sus circundantes, entre los que se encuentran barrios limítrofes (Pérez Cubillas, Nuevo Parque, Matadero, Marismas del Polvoría, entre otros) el informe de Medio Ambiente de la Junta (28-07-2014) ya establecía que “tampoco ha sido resuelta, pues no se aporta análisis alguno en este sentido, la cuestión relativa al comportamiento de la masa en contacto con el Tinto, ni el efecto de las Avenidas de este río, en consecuencia, con el régimen de mareas de esta zona, sobre estas márgenes, a fin de incorporar medidas de defensa adecuadas en función de dicho régimen, en caso necesario”.

Tampoco olvida el informe municipal las consideraciones y advertencias que hace el Instituto Geológico y Minero al considerar que debe tener en cuenta y aplicarse el Reglamento Técnico de Seguridad de Presas y Embalses. Lo establecido en este reglamento será igualmente aplicable a las balsas para residuos industriales”.

Finalmente y para evitar dudas, y en contra del criterio de Fertiberia, el documento municipal afirma que es necesaria “la aportación de un informe de compatibilidad urbanística según lo dispuesto por el planeamiento vigente y normativas sectoriales de aplicación”.

 

2 Responses to El informe de Urbanismo desmonta las pretensiones de Fertiberia para las balsas de fosfoyesos

  1. los postulados del artículo 88.3 del POTA, explicitan la eliminación de vertidos contaminantes en aguas y suelos, la recuperación de las zonas de dominio público afectadas y la regeneración de los humedales.

    Esto es imposible y a estas alturas lo sabemos todos.

  2. FERTIBERIA !!!
    OS VAIS A METER
    LOS FOSFOYESOS
    EN VUESTRA CASA !!!
    ——————-
    PARA QUE LOS DISFRUTÉIS !!!
    —————
    ETERNAMENTE !!!
    —————
    ETERNAMENTE !!!
    —————
    ETERNAMENTE !!!
    —————
    ETERNAMENTE !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *