Más de 400 escolares se forman en seguridad y prevención de riesgos

Más de 400 alumnos de 5º y 6º de Primaria de once centros docentes de la provincia de Huelva han recibido en el presente curso escolar información y formación sobre la prevención de riesgos para la salud y la integridad física, a través de la campaña Aprende a crecer con seguridad.

Desarrollado de forma conjunta por las delegaciones territoriales de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo y de Educación de la Junta de Andalucía, este programa está englobado en el Plan General para la Prevención de Riesgos en Andalucía y pretende introducir en la escuela la cultura de la prevención mediante la sensibilización, la formación del profesorado y las guías de apoyo para introducir esta materia como enseñanza transversal.

Durante el mes de noviembre, un aula-bus escolar ha recorrido los colegios Los Rosales y Al-Andalus de Huelva, Miguel de Cervantes de Gibraleón, Aderán 3 de San Silvestre de Guzmán, La Noria de Lepe, Marismas del Tinto de San Juan del Puerto, Virgen de los Remedios de Arroyomolinos de León, Adersa 4 de Cañaveral de León, Adersa 1 de Fuenteheridos, Divino Salvador de Cortegana y San Vicente Mártir de Zalamea la Real donde se ha clausurado la actual campaña.

El delegado de Educación ha destacado la importancia de concienciar a los menores, a sus familias y al profesorado “sobre la necesidad de prevenir riesgos y accidentes, dentro y fuera de la escuela, institución que se convierte una vez más en eje clave de socialización y aprendizaje para la vida, gracias al trabajo conjunto de todos los sectores que forman la comunidad educativa y la coordinación intersectorial”.

La unidad móvil de formación que se ha desplazado durante este mes de noviembre por los centros citados, está dotada de un equipamiento informático y audiovisual con capacidad para 24 alumnos y ha estado a cargo de técnicos en prevención de riesgos laborales, los cuales han desarrollado su labor con el alumnado y los tutores a través de una metodología dinámica, participativa e innovadora.

Así, tras una primera fase de información y aclaración de conceptos claves, se ha trabajado sobre un cómic en el que los protagonistas sufren una serie de accidentes que podrían evitarse. La escenificación de incidentes habituales ha dado lugar al debate y la puesta en común. En todo momento, los escolares han contado con la intervención de ‘Segurito’, la mascota de la campaña, que les ayuda en la toma de decisiones y aplicación de las medidas.

Esta actividad complementaria con el alumnado ha finalizado con un análisis sobre las medidas aprendidas para prevenir accidentes, la realización de una encuesta de siniestralidad y la entrega de material didáctico para el centro. Desde su puesta en marcha en 2003, el aula-bus escolar ha llevado su campaña a unos 5.000 alumnos de la provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *