La fumigación terrestre contra la procesionaria abarcará unas 140 hectáreas

Las 140 hectáreas pertenecen a los términos municipales de Almonte, Moguer, Bonares, Hinojos y toda la costa

visita trabajos procesionaria 02 visita trabajos procesionaria 01El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha supervisado este miércoles junto al alcalde de Hinojos, Miguel Ángel Curiel, los trabajos de fumigación terrestre contra la procesionaria que se llevan a cabo en los pinares de Hinojos. Durante la visita, José Fiscal ha lamentado que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se niegue a considerar que los episodios que vive el Condado de Huelva con la procesionaria sean una plaga, lo que supone un obstáculo para su erradicación.

En este sentido, Fiscal ha informado que la Junta de Andalucía le va a exigir al Estado que asuma la investigación  de alternativas para luchar contra esta plaga a través del Centro Superior de Investigaciones Científicas, ya que es un problema de estado que afecta a todas las Comunidades Autónomas.

El titular de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha indicado que para luchar contra la procesionaria tal y como se encuentra es imprescindible realizar una fumigación aérea con ‘dimilín’, pero para ello es necesario que el Gobierno central otorgue un permiso especial para poder realizarla. Un permiso que le ha sido denegado a la Junta de Andalucía hasta en 2 ocasiones, una el 27 de julio, y otra el 28 de septiembre.

La Consejería ha iniciado los procesos de fumigación terrestre en terrenos de uso público, principalmente en las zonas más cercanas al casco urbano.

El consejero ha destacado que estos trabajos no se tratan de una medida extraordinaria, sino que están incluidos en los planes regionales de fumigación y se están realizando tanto aquí, como en toda Andalucía.

La Consejería contemplaba para este año una serie de actuaciones filosanitarias entre las que destacaban los tratamientos aéreos, la colocación de trampas de feromona y trabajos terrestres con cañón pulverizador.

Fiscal ha recalcado que la Junta de Andalucía no se va a cansar de pedirle al Gobierno central que autorice la fumigación aérea, porque está en riesgo un sector productivo como el del piñón, pero lo más importante, porque está afectando a la salud de miles de personas que viven en el Condado de Huelva.

Los trabajos de fumigación terrestre en la provincia de Huelva comenzaron el pasado 27 de noviembre, y concluirán entre el 4 y el 9 de diciembre. En total se tratarán unas 140 hectáreas de Almonte, Moguer, Bonares, Hinojos, y de toda la costa onubense, desde Ayamonte hasta Punta Umbría.

REACCIONES

SUBDELEGADO DEL GOBIERNO EN HUELVA

El subdelegado del Gobierno en Huelva, Enrique Pérez Viguera, ha recordado este miércoles que tanto el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, como el de Sanidad han desautorizado la fumigación aérea contra la procesionaria en la localidad de Hinojos “por los riesgos para la salud humana y el medio ambiente que conlleva”.

“La Unión Europea tiene prohibido específicamente el uso del fitosanitario con el que se pretende fumigar en Hinojos por su impacto en la salud y por ser agresivo para el medio ambiente”, ha remarcado Pérez Viguera, tras incidir en que la zona afectada pertenece a la comarca del Parque Nacional de Doñana, “el humedal más importante de Europa y reserva de la biosfera”, y es un área de cultivo agrícola.

Asimismo, el subdelegado ha insistido en que es la Junta de Andalucía, en concreto la Consejería de Salud, la competente para declarar la emergencia sanitaria en el caso de la plaga de la procesionaria de pino que afecta al municipio de Hinojos.

El Real Decreto 1311/2012, que establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios, prohíbe expresamente el tratamiento aéreo con productos fitosanitarios por el impacto que puede tener dicha práctica de pulverización sobre la salud humana y el medio ambiente, al tiempo que marca las posibles excepciones.

En este sentido, el artículo 27 del Capítulo VI de este Real Decreto establece que la competencia para declarar una emergencia sanitaria es de la comunidad autónoma, “y hasta el momento esta excepcionalidad no se ha declarado por la Junta de Andalucía”, ha apuntado Pérez Viguera.

Por todo ello, el subdelegado ha reiterado que tanto el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, como el de Sanidad han desautorizado la fumigación aérea contra la procesionaria en la localidad de Hinojos por los riesgos para la salud humana y el medio ambiente que conlleva.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *