Pérez Viguera recuerda que se desautorizó la fumigación aérea contra la procesionaria por “los riesgos para la salud”

El subdelegado del Gobierno en Huelva, Enrique Pérez Viguera, ha recordado este miércoles que tanto el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, como el de Sanidad han desautorizado la fumigación aérea contra la procesionaria en la localidad de Hinojos “por los riesgos para la salud humana y el medio ambiente que conlleva”.

“La Unión Europea tiene prohibido específicamente el uso del fitosanitario con el que se pretende fumigar en Hinojos por su impacto en la salud y por ser agresivo para el medio ambiente”, ha remarcado Pérez Viguera, tras incidir en que la zona afectada pertenece a la comarca del Parque Nacional de Doñana, “el humedal más importante de Europa y reserva de la biosfera”, y es un área de cultivo agrícola.

Asimismo, el subdelegado ha insistido en que es la Junta de Andalucía, en concreto la Consejería de Salud, la competente para declarar la emergencia sanitaria en el caso de la plaga de la procesionaria de pino que afecta al municipio de Hinojos.

El Real Decreto 1311/2012, que establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios, prohíbe expresamente el tratamiento aéreo con productos fitosanitarios por el impacto que puede tener dicha práctica de pulverización sobre la salud humana y el medio ambiente, al tiempo que marca las posibles excepciones.

En este sentido, el artículo 27 del Capítulo VI de este Real Decreto establece que la competencia para declarar una emergencia sanitaria es de la comunidad autónoma, “y hasta el momento esta excepcionalidad no se ha declarado por la Junta de Andalucía”, ha apuntado Pérez Viguera.

Por todo ello, el subdelegado ha reiterado que tanto el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, como el de Sanidad han desautorizado la fumigación aérea contra la procesionaria en la localidad de Hinojos por los riesgos para la salud humana y el medio ambiente que conlleva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *