La Junta renueva su apoyo al comedor social de Gibraleón

1La Junta de Andalucía, a través de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, ha renovado su apoyo económico al comedor social gestionado por la Asociación Olontense Contra la Droga en Gibraleón, cuyo servicio va dirigido a personas de la localidad con escasos recursos económicos y en situación de vulnerabilidad.

El delegado territorial del ramo, Rafael López, ha visitado hoy, en compañía de la alcaldesa del municipio, Lourdes Martín, las instalaciones del comedor, que este año cuentan para el desarrollo de su actividad con una subvención de 15.000 euros por parte de la administración autonómica, la misma cantidad que en 2014.

La ayuda concedida por la Junta forma parte de las acciones recogidas en el Decreto-Ley de medidas extraordinarias y urgentes para la inclusión social a través del empleo y el fomento de la solidaridad en Andalucía, impulsado para paliar el impacto de la crisis económica en los colectivos más vulnerables, especialmente personas desempleadas que no reciben ninguna prestación y familias con todos sus miembros en paro. Dicha actuación da continuidad a las medidas de los últimos años en este mismo ámbito.

Uno de los pilares fundamentales del decreto es el Plan Extraordinario de Garantía Alimentaria, que incluye una línea específica de ayudas enfocadas a entidades privadas sin ánimo de lucro, organismos, asociaciones o colectivos que lleven a cabo proyectos referidos a la preparación y reparto de alimentos a familias necesitadas, propiciando así la creación y mantenimiento de una red de solidaridad alimentaria.

Además de a la Asociación Olontense contra la Droga, la Junta financia a otras 10 entidades en el conjunto de la provincia por el desarrollo o la continuidad de proyectos de este mismo tipo en sus respectivas zonas de influencia, gracias a una inversión total de 210.000 euros. Éstas son la Asociación Nuestra Señora de Consolación de Cartaya; la Fundación Europea para la Cooperación Norte-Sur (Fecons) de Lepe; la Asociación para la Prevención y Estudio de las Toxicomanías (Apret) de Almonte; la Asociación para la Prevención y Apoyo al Drogodependiente (Aspreato) y la Asociación Obra Social Virgen de las Angustias, ambas de Ayamonte; la Asociación de Padres para la Integración del Discapacitado (Acopidi) de Paterna del Campo; la Fundación Campo Baldío de Puebla de Guzmán; la Asociación Faro de Camarinas de Mazagón; la Asociación para la Solidaridad entre Senegaleses (Diappo) de Moguer; y la Asociación Resurrección de Punta Umbría. En todas se trata de servicios de preparación y reparto de comidas para consumo inmediato de personas que soliciten ser usuarias por encontrarse en situación de especial necesidad, condición que debe ser previamente evaluada y autorizada por los servicios sociales.

En esta misma línea de intervención del decreto también se enmarcan otras acciones como son el reparto de tres comidas diarias en los comedores escolares de los colegios de infantil y primaria con objeto de garantizar la ingesta calórica a los menores en riesgo de exclusión, así como la continuidad de esta medida en las escuelas de verano organizadas durante los meses de julio y agosto en las denominadas zonas con necesidades de transformación social. A ello se suman el Programa Bonificado del Servicio de Comedor de los Centros de Participación Activa, dirigido a que los usuarios disfruten de descuentos en los menús, y el catering a domicilio para los mayores con bajos recursos que no puedan acceder al servicio de comedor de estos centros. La partida consignada por la Junta para la implementación en la provincia de todas las actuaciones del Plan Extraordinario de Garantía Alimentaria asciende este curso a 360.000 euros.

UED Almoraduj

El delegado territorial también ha aprovechado su visita a Gibraleón para conocer la Unidad de Estancia Diurna (UED) para personas con Alzheimer ‘Almoraduj’, un centro que presta cobertura a usuarios del Sistema de Atención a la Dependencia que padecen esta enfermedad. La Junta ha destinado en lo que va de año un total de 74.000 euros a sufragar las 20 plazas que tiene concertadas en este recurso, gestionado por Afaolont, la asociación local de familiares de enfermos de Alzheimer y otras demencias.

Las unidades de estancia diurna son un servicio de carácter socio-sanitario y de apoyo a familias que ofrecen, en horario continuado de mañana y tarde, atención a las necesidades personales básicas, terapéuticas y socioculturales de personas afectadas por diferentes grados de dependencia, promoviendo a la vez su autonomía personal a través de actividades, así como la permanencia en su entorno familiar.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *