CSIF pide un pacto por los servicios públicos y el buen gobierno de las Administraciones

La nueva legislatura que se abre, tras la celebración de las elecciones generales del próximo 20 de diciembre, “debe marcar un nuevo tiempo para nuestras administraciones, los servicios públicos que reciben los ciudadanos y el papel que deben jugar los empleados públicos en el nuevo periodo social y económico que afronta el país”. Así lo ha manifestado el sindicato CSIF, mayoritario en la función pública, que también ha pedido a todas las opciones políticas que concurren en los comicios del 20-D “una profunda reflexión sobre los errores cometidos durante la crisis económica y la legislatura que concluye”.

En este sentido, el presidente provincial de CSIF-Huelva, Juan Manuel Quilón, ha subrayado “la necesidad de alcanzar un acuerdo a corto y medio plazo con el fin de mejorar la calidad de los servicios públicos, reforzar las plantillas, establecer buenas prácticas en la gestión de nuestras administraciones y devolver las condiciones laborales a los empleados públicos”.

Quilón recuerda que este colectivo arrastra una pérdida de poder adquisitivo del 30 por ciento a lo largo de los últimos años. Además, las Administraciones Públicas perdieron 320.200 empleos en lo que va de legislatura, 55.000 de ellos en Andalucía y 3.500 en la provincia de Huelva. Mientras que la sanidad y la educación han visto mermadas sus plantillas con 116.000 efectivos menos, las empresas públicas se han desprendido de apenas 11.700 personas.

Por eso “se hace necesario un pacto que permita consensuar criterios mínimos en la gestión y organización de los servicios públicos, garantizar unas administraciones independientes y despolitizadas y dignificar el papel que juegan sus trabajadores”. En definitiva, “queremos evitar que se cometan en el futuro los errores que han propiciado y agravado la crisis económica, además de recuperar y mejorar las condiciones laborales de los trabajadores tras los sacrificios realizados durante los últimos años”, explica el máximo responsable de CSIF en Huelva.

Además, según CSIF, es hora de impulsar también “una verdadera regeneración democrática” también en el ámbito laboral con una reforma legislativa que abra los sindicatos a la sociedad española, “mucho más plural y diversa que hace años, frente al tradicional bisindicalismo que sustentan las organizaciones de clase y que ya ha quedado atrás”. En este sentido, “los sindicatos también debemos reflexionar sobre nuestra responsabilidad en el desapego de la sociedad hacia las organizaciones, realizar un ejercicio de autocrítica y elevar nuestro nivel de auto exigencia”.

Finalmente, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios asegura que el voto de los 2,5 millones de empleados públicos, un colectivo que en la provincia de Huelva supera los 33.000 trabajadores, será decisivo el próximo 20 de diciembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *