La suerte de un cuarto premio llega a Huelva y Aracena por terminal

Dos administraciones de lotería de Huelva capital, ubicadas en la Plaza del Punto y en la calle Bocas, y un punto de venta de Aracena, en concreto el bar Museo, ubicado en la calle San Pedro, han vendido por terminal un décimo cada una de un cuarto premio del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad, en concreto del 71.119, dotado con 200.000 euros a la serie.

En declaraciones a Europa Press, María de la Corte, dueña de la Administración de la calle Bocas, que la abrió su abuelo en el año 1945, se ha mostrado “muy satisfecha” al haber vendido este cuarto premio, que espera que le toque “a alguna persona que lo necesite mucho”, aunque aún no ha aparecido el agraciado.

De la Corte ha recordado que ha llegado a dar el segundo premio del sorteo del Niño el año pasado y en noviembre un segundo premio de la Lotería, así como un tercer premio hace unos años de la Lotería de Navidad.

Otro décimo de este cuarto premio ha sido vendido por la administración ubicada en la Plaza del Punto de la capital, abierta desde 1987, y da la casualidad, según ha explicado el dueño, Carlos Márquez, que en 2012 vendió un quinto premio también acabado en el número 19.

EN ARACENA
Por su parte, Rafael Guerra, dueño del bar Museo de Aracena, ha mostrado su satisfacción y alegría al haber vendido este décimo por terminal premiado con este cuarto premio, ya que se trata de la segunda ocasión en la que reparte suerte puesto que el pasado año vendió por la máquina un décimo agraciado con el segundo premio del Sorteo del Niño.

Guerra ha explicado que vende lotería navideña por el terminal desde hace cuatro años y “ya hemos dado dos premios”, por lo que ha expresado su alegría y confianza en que “esto sirva para mejorar las ventas, para que el nombre de Aracena suene fuera de nuestra provincia y se conciencia a la gente de que comprando por máquina también puede tocar”.

A su vez, ha asegurado que desconoce quién es el agraciado puesto que su bar está enclavado cerca de la Gruta de las Maravillas, de manera que al ser un sitio tan turístico lo visitan muchas personas de otros lugares.

La familia de Rafael Guerra regenta esta bar desde 1986 y desde hace cuatro comenzó a vender lotería navideña, por lo que “el haber dado ya dos premios es estupendo”, ha dicho.
Imprimir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *