Presentación de ‘Poesía Joven del Bajo Guadiana’

Adonai Segura.

Adonai Segura.

Ana Francisco y Pedro Tavares.

Ana Francisco y Pedro Tavares.

La lusa Verá André.

La lusa Verá André.

Los poetas jóvenes del bajo Guadiana.

Los poetas jóvenes del bajo Guadiana.

(Texto y fotos: José Luis Rúa) Terminaba el año y era de justicia que los poetas más jóvenes de la desembocadura del Guadiana vieran presentar, en este margen del gran río, su primera obra como creadores literarios y su primer trabajo como colectivo poético identificado con el quehacer de ese grupo, que lleva varios años sembrando de versos los dos márgenes del Guadiana. Los poetas del Guadiana daban cobertura a través de la editorial independiente Crecida de Ayamonte, y bajo el paraguas de la colección de Los Libros de Estraperlo, a esta nueva creación que se presentaba como “Poesía Joven del Bajo Guadiana”.

José León Acosta, miembro del colectivo pero alejado físicamente a lo largo del año por su labor docente en la Universidad de Lisboa, fue el primero en presentar a las jóvenes voces. Habló de la inquietud, de los deseos de mostrarse a través de unos versos expresados sin cortapisas, de su presentación en público de los siete poetas jóvenes en lengua castellana. Habló de lo mejor de cada uno y dejó a los espectadores el derecho al disfrute y a la interpretación que le podían producir esas sensaciones que trasmiten los autores. Pedro Tavares, maestro de ceremonia de la otra orilla del rio, se limitó a justificar algunas ausencias y a poner en el aire algunos de sus poemas de los ausentes. Ambos presentadores, León y Tavares, son los prologuistas para los españoles uno y para los portugueses, el otro.

Ana Francisco, autora, escondida como sin querer hacer ruido, ponía las notas musicales de una guitarra española a la que más que arrancar notas parecía querer acariciar. Vera André, parapetada tras su larga melena, descifró sus poemas de manera alegre y llena de sonrisas. Noemí Domínguez, se nos mostró por vez primera, pero llena de seguridad. María Martin, recién llegada de la universidad, experta en estas cuestiones leyó de manera distinta, lo hizo pausada y solemne pero llena de fuerza y una enorme vitalidad. Adonai Segura, rebelde y trasgresor no dudo en ninguna de sus palabras, como tampoco lo hizo, seguro de sí mismo y de su mensaje, Kike Martin. David Álvaro nos recitó poemas nuevos no presentes en esta antología y supo poner sobre el atril, sus sentimientos más profundos.

Ana Francisco, la mayor de los más jóvenes, doctora en dramatización y master en comunicación, leyó entre el público; leyó junto a su compañero de la poética, Pedro Tavares y finalmente nos deleitó con una de sus composiciones. Ana lleva desde el principio, compartiendo liderazgo y poemas con los Poetas del Guadiana. Sabe cómo nadie expresarse y poner el acento en cada una de sus palabras. “Llegaste, / no sé por cuantos caminos anduviste/ no se / siquiera / lo que te trajo hasta mi…../.

Finalmente, Antonio Miravent, coordinador del acto, subió al escenario del auditorio del Centro Cultural Casa Grande de Ayamonte, para dar las agracias a todos los que han hecho posible que se pudiera llegar a este momento de poder presentar un nuevo poemario. Palabras justas y adecuadas en cada término, repartidas con exacta precisión. Y se llega a un final, donde el público puesto en pie, premia el trabajo de tanta gente y la poesía de las nuevas voces de la poética, aquí abajo, en la misma desembocadura del Guadiana.

Kike Martín.

Kike Martín.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *