Carta al director: Un regalo de Reyes al medio ambiente

Mesa de la Ría oleoducto Extremadura(Texto: Rafael Gavilán Fernández. Mesa de la Ría de Huelva) La desestimación del Gobierno Extremeño de la Autorización Ambiental Integrada para la construcción de una refinería de petróleo en Extremadura y su oleoducto que atravesaría Huelva, publicada hoy en el Diario Oficial de Extremadura http://doe.juntaex.es/pdfs/doe/2016/20o/15062615.pdf , es para Mesa de la Ría un regalo de reyes al medio ambiente de la provincia que viene a sumarse a la Declaración negativa de Impacto Ambiental de 2012 para el Oleoducto que pretendía cruzar la provincia y llenar nuestras costas de petroleros. Este acto que certifica que ni el oleoducto que atravesaría Huelva, ni la monoboya Balboa se construirán, debe servir para que las autoridades Andaluzas empiecen a comprender que las AAI pueden también ser desfavorables.

La Mesa de la Ría quiere, en estas líneas, felicitar a los principales promotores de la defensa ambiental y que se posicionaron sin ambages contra esta barbarie pretendida en Extremadura y Huelva, la Plataforma extremeña REFINERÍA-NO.

Se trata de un gran logro ciudadano, del lado de la verdad, del lado de criterios científicos, de la defensa del bien común frente a la cultura del pelotazo industrial y sin duda de los mayores logros ambientales de España, que ha de marcar un cambio de rumbo de las tradicionales políticas especuladoras urbanísticas industriales.

La Mesa de la Ría no dudó en aportar su granito de arena mediante la estrecha colaboración con el colectivo Refinería NO, ya sea en charlas celebradas en Extremadura y mediante las diferentes alegaciones a la Declaración de Impacto Ambiental o Autorizaciones Ambientales, manifestaciones públicas y finalmente con la denuncia realizada a la UNESCO, cuya reunión compartimos en Doñana con miembros de Refinería-NO.

Las alegaciones de Mesa de la Ría fueron el primer documento que alertó de las consecuencias que tendría para la Costa Occidental de Huelva el enorme aumento de tráfico de petroleros en la zona y sobre todo el enorme riesgo vertidos de chapapote para Doñana y su entorno, por la dinámica litoral, las corrientes y los vientos dominantes de la costa de Huelva, hipótesis que se demostró un año después con el vertido de CEPSA y que ha sido fundamental en la denegación del Proyecto.

La Mesa de la Ría de Huelva no dudó en participar en todos los actos contra la citada Refinería y el Oleoducto, por lo que nos congratulamos que este proyecto contaminante finalmente no vea la luz. La resolución negativa de la Declaración de Impacto Ambiental de la Refinería y el Oleoducto que atravesaría la provincia hasta nuestras costas, ha supuesto un absoluto éxito. La sensatez de la protección ambiental en España, ha denegado tamaña aberración NO Renovable con entrada por la ría de Huelva, en lo que esperamos sea un gran precedente de un cambio de rumbo de un modelo urbanístico-industrial especulativo sin futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *