La juez eleva a la Audiencia el caso del doble crimen de Almonte

asesinato almonte 2La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de La Palma del Condado ha elevado a la Audiencia Provincial de Huelva, de cara a su enjuiciamiento, el caso del doble crimen de Almonte, en el que asesinaron a una niña de ocho años y a su padre en abril de 2013 en el domicilio de ambos.

Según reza en el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, el juez acuerda la incoación del procedimiento para el juicio ante el Tribunal del Jurado, figurando como imputado F.J.M.R., por dos delitos de asesinatos y que se encuentra en prisión preventiva desde junio de 2014.

A su vez, el juez convoca a comparecencia a la defensa, a las acusaciones particulares y al Ministerio Fiscal, así como al propio imputado, señalándose para dicho acto el próximo día 21 de enero a las 10,30 horas. Para la comparecencia de éste último se utilizará la conexión por videoconferencia con el centro penitenciario.

En el presente caso y a efectos de la incoación del procedimiento del Tribunal del Jurado, resulta verosímil la imputación que de los hechos relatados se hace a F.J.M.R., unos hechos que revisten, por ahora y sin perjuicio de ulterior calificación, los caracteres de dos delitos de asesinato.

Por todo ello, siendo los delitos expresados de la competencia del Tribunal del Jurado y resultando verosímil su imputación a persona determinada procede incoar el procedimiento señalado en la ley reguladora de dicho Tribunal, acordando lo dispuesto en el artículo 25 de la misma.

Precisamente, este viernes, según ha adelantado el diario ‘Huelva Información’, tras tener acceso a un estudio psicopatológico realizado en las diligencias previas a instancias del citado juzgado, el perfil psicológico del imputado, el único acusado por este doble crimen, “no responde al de un asesino psicópata ni actuó movido por los celos”. Cabe recordar que el acusado era pareja de la madre de la menor cuando sucedieron los hechos.

Por su parte, la acusación, representada por la familia del adulto fallecido, ha encargado varios informes. Uno de ellos detalla que el presunto asesino pudo haber regresado a la vivienda después de los hechos ya que se basa en que la cama del dormitorio principal estaba hecha y que se hizo con posterioridad a las manchas de sangre, mientras que otro indica que unas huellas de sangre halladas en el interruptor de la luz de un baño de la casa donde se cometió el asesinato fueron realizadas por una persona que portaba unos guantes d

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *