Doscientos jóvenes participan en Moguer en el encuentro de Montemayor

El encuentro ha estado presidido por el obispo de Huelva, José Vilaplana

jovenes en el rocio 988_n jovenes en el rocio 71_n jovenes en el rocio 471_n jovenes en el rocio 817_n“¿Tú de donde vienes? De Esperanza de Huelva, yo de María Auxiliadora de La Palma, nosotros de Milagros de Palos, yo de la Bella de Lepe, nosotros de Rocío de Moguer, yo de Vera-Cruz de Moguer”. Así fueron llegando a la parroquia de Moguer en la mañana del sábado doscientos jóvenes aproximadamente venidos de parroquias de diversos puntos y hermandades de la provincia, así como de la filial de Montemayor de Sevilla, proclamando  desde su juventud la grandeza de María bajo las advocaciones que cada uno profesaba, para participar en el Encuentro Diocesano de Grupos de Jóvenes de la provincia, presidido por el obispo de la diócesis, José Vilaplana, encuentro organizado por la Hermandad Matriz de Nuestra Señora de Montemayor de Moguer, coordinado por su grupo joven, con el que se ha iniciado el programa de cultos y actos conmemorativos del 25 Aniversario de la Virgen de Montemayor, Patrona de Moguer.

Tras la entrega de credenciales, el hermano mayor de la Matriz de Montemayor, Joaquín Luís Domínguez Moreno, saludaba y daba la bienvenida a los asistentes, entre los que se encontraba también una representación de la corporación municipal. A continuación, el párroco de Moguer, Rvdo. José Manuel Raposo hacia la oración inicial del encuentro, mientras que el obispo tras sus palabras de saludo y bienvenida hacia la primera reflexión de la jornada, alabando las grandezas de María a través del canto del Magnificat. Posteriormente, por el camino por el que llega y vuelva la Virgen de la ermita a Moguer y viceversa, los jóvenes se dirigieron a Montemayor.

Durante el trayecto,  antes de salir del casco urbano, en el azulejo de la Venida de la Virgen,  a la entrada del camino  chico, donde los jóvenes pudieron degustar fresas de Moguer  ofrecidas por los mayordomos de la Romería 2016, y a la llegada a la ermita,  el obispo se dirigió a los jóvenes para hacer varios momentos de reflexión, relativas al reconocimiento de la providencia de Dios en el mundo y la promesa hecha al pueblo de Israel. Ya en la ermita los jóvenes rezaron el ángelus anta la imagen de la Virgen, para distribuirse a continuación en grupos y hacer un mural acróstico en el que bajo las iniciales del nombre de Montemayor reflejaron las virtudes de la Virgen.

Tras el almuerzo se celebró la eucaristía, en la que el grupo joven de la Matriz de Montemayor presentó una gran corona que ellos mismos han sufragado realizando diversas actividades, que presidirá los actos y cultos que se van a celebrar para conmemorar el 25 aniversario de la Coronación, finalizando la jornada con una merienda en la que se pudo degustar una tarta rematada con el cartel conmemorativo del 25 aniversario de la Coronación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *