Denuncian la muerte de un niño de seis años por presunta negligencia médica

El Juzgado de Instrucción número 3 de Huelva ha admitido a trámite una denuncia presentada por los padres de J.M.P.G., un menor natural de Huelva y de seis años de edad, que murió el 25 de marzo del pasado año por una presunta negligencia médica, según sostienen estos padres, al considerar en la misma que el niño no fue tratado correctamente de una neumonía adquirida en la comunidad (NAC).

Según reza en la denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, estos padres denuncian por un presunto delito de homicidio imprudente contra aquellas personas, físicas o jurídicas, que resulten criminalmente responsables de estos hechos y contra cualquier otra que pueda resultar del transcurso de las diligencias que se practiquen.

Concretamente, el niño falleció el 25 de marzo en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde ingresó más de un mes antes, el 19 de febrero, no obstante los denunciantes creen que la supuesta negligencia se produce en el hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, donde consideran que “no fue diagnosticado correctamente ni le practicaron las pruebas necesarias”.

Cabe destacar que este niño en primer lugar fue visto en el centro de salud de San Juan del Puerto y a los cinco días, al no mejorar, fue derivado al Servicio de Urgencias del Hospital Juan Ramón Jiménez, donde el facultativo que lo atendió, debido a la fiebre, le administra apiretal, se le hace una analítica de sangre y una radiografía, donde se aprecia afectado el pulmón derecho, “sin que dicha afectación fuese considerada lo bastante grave por el facultativo para hacer más pruebas diagnósticas al menor o proceder a su ingreso y observación, limitándose a administrarle antibiótico y dándole el alta por supuesta mejoría”.

En este sentido, insisten en que las pruebas diagnósticas fueron “insuficientes”, pues no se le práctico ninguna ecografía anterior para descartar un posible derrame, ya que el líquido pleural no se distingue en las radiografías, a pesar de que el estudio radiológico lo recomendaba.

Finalmente, desde el centro de salud de San Juan, al que volvió por empeoramiento de su estado, fue derivado al Juan Ramón Jiménez de nuevo y de allí al hospital sevillano Virgen del Rocío al confirmar una ecografía “el derrame pleural bilateral encapsulado compatible con empiema” (formación de pus dentro del pulmón) con el fin de drenarle los pulmones.

En el citado centro el menor fue operado de urgencia, tras llegar “29 horas” después de ordenar su traslado, y se informa a los padres dos días después, por la médica que lo atiende, que “su evolución no es favorable”, indicándoles “que sean conscientes de que el niño ingresó muy grave y con los pulmones encharcados en pus”. En tres días posteriores se le practicaron tres operaciones más que no causaron mejoría y finalmente fallece el 25 de marzo.

Por estos hechos y considerando el juzgado que “poseen características que hacen presumir la posible existencia de una infracción penal”, el titular de Instrucción 3 de Huelva ha acordado la apertura de diligencias previas y ha citado a los padres a declarar el próximo 18 de febrero y pide a ambos hospitales se le remitan distintos informes sobre lo sucedido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *