DESDE MI CABINA.
Comas trata de seducir a los peñistas.
[Paco Morán]

Pablo Comas, Presidente del RecreNo cabe la menor duda de que Pablo Comas tiene poder de seducción. Estoy en disposición de decir que si se lo propone, seria capaz de horizontalizar la ternura con la mismísima Claudia Scheffer.

En la reunión mantenida con la Federación de Peñas del Recre, estuvo a punto, y en algunos miembros lo logró, de convencerles de que él era un pobrecito que está sufriendo. Y fue capaz de con unas condiciones leoninas, convencerles de que su propuesta de venta era coherente.

Insisto en que es un tipo listo con capacidad de seducción a quien se quiera dejar seducir. Anteayer lo logró.

Yo sólo aplaudiría a Comas y le haría un homenaje si vende mañana sus acciones a cero euros con el endose de la deuda al empresario que llegue. Si Comas pone a la venta el 75% de sus acciones a un euro, diré que es un cara.

Insisto en que la línea roja de mi aplauso es vender a cero euros.

Pues bien, tomen nota porque lo que la Federación de Peñas vio con buenos ojos, es esta propuesta de Comas:

1ª.- Un millón para mañana con la idea de acabar la temporada.

2ª.- Seis o siete millones para mí, a negociar la forma de pago.

3ª.- El empresario que vengan tiene que darme un plan de viabilidad coherente.

4.- El empresario que venga tiene que hacerse cargo de la deuda.

5.- Y además, denunciaré al Ayuntamiento de vuestra ciudad, si no me da 10,5 millones de euros.

Estas son las condiciones de Comas para abandonar Huelva.

Es como el que dice que quiere vender su Seat Panda y te pide 50.000 euros por el coche. Al final sacas la conclusión de que no quiere vender.

Pues no sé cómo con esa propuesta, los peñista salieron muy contentos.

Insisto en que Comas es tan seductor, que sería capaz de convencer a Podemos para que pacte con el PP.

Respeto a todo el que aplauda la petición de Comas, pero también pido que respeten mi opinión que considero lógica y coherente.

Insisto en que todo lo que sea pagar más de un euro por el Recre, lo consideraría como una estafa al futuro comprador.

Y a todo esto, Comas se sinceró reafirmando lo que ya he dicho en el último año: no tiene ni para tomar café.

Dijo que no tenía dinero y no podía poner más para pagar.

Esto se traduce en que empleados y jugadores no cobrarán nada en estos próximos seis meses que restan para acabar la temporada.

No sé si estos están dispuestos a soportar el hecho de trabajar sin cobrar.

Y de otro lado, también Comas culpó a Gabriel Cruz y a Pepe Fernández de que el Recre estaba así, en parte, por culpa de ellos. Una barbaridad.

Y tras la propuesta de Comas y partiendo de la base que nadie meterá un euro en las arcas del Decano mientras Comas esté, intuyo lo peor.

No habrá nadie que aporte el millón necesario para acabar la temporada. Y mucho menos nadie comprará una empresa que partiría con unos números rojos de menos 25 millones de euros. El fútbol es deficitario, y el Recre aún más.

Tras la reunión que mantuvo Comas con los peñistas, si antes yo era pesimista, ahora doy al Recre por muerto, porque Comas no se irá con los bolsillos vacíos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *