El PP pedirá a Rosa Aguilar que aclare “cómo se ha permitido la barbaridad” cometida contra el yacimiento

El Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía pedirá que la consejera de Cultura de la Junta, Rosa Aguilar, aclare “cómo se ha permitido la barbaridad cometida en el yacimiento Santa Marta-La Orden”, en el que se encontraban restos que se remontan hasta el periodo del Calcolítico, del cuarto milenio antes de Cristo.

Así lo ha anunciado el PP en un comunicado en el que el parlamentario ‘popular’ andaluz Guillermo García Longoria, que ha visitado la parcela protegida del Plan Parcial ocho-El Seminario en los que asienta el citado yacimiento arqueológico, ha apuntado este domingo que la imagen es “desoladora”.

Tras esta visita, el parlamentario andaluz ha anunciado que el Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía va a presentar iniciativas en la Cámara autonómica para, en primer lugar, conocer qué ha ocurrido con este yacimiento, y sobre todo para que “la consejera de Cultura explique qué medida va a tomar la Junta de Andalucía una vez que se han producido los hechos”.

El parlamentario andaluz ha apuntado que “si no llega a ser por una denuncia de un particular, de un arqueólogo, ni la Junta ni el Ayuntamiento se habrían enterado de lo que estaba sucediendo en este yacimiento protegido, y esto es muy grave”.

En este sentido, Longoria ha mostrado su “indignación tras comprobar que la Junta de Andalucía ha confirmado que la Consejería de Cultura está investigando los hechos desde el miércoles pasado, cuando el Seprona lo puso en su conocimiento tras la presentación de una denuncia ante la Comandancia de la Guardia Civil por parte del arqueólogo Diego González Batanero”.

El dirigente ‘popular’ ha mostrado su preocupación sobre cómo ha podido suceder esto, pero también el que se establezca una valoración de los hechos y sobre todo de los daños, que “mucho nos tememos sean irreparables viendo cómo ha quedado el terreno sobre el que estaba asentado este yacimiento”.

Según ha indicado el parlamentario, “sobre el terreno y viendo la zona, es incomprensible cómo el Ayuntamiento de Huelva y la Junta de Andalucía no han tenido conocimiento de estas actuaciones, y lo que es peor, nos cuestionamos si hay algún tipo de mecanismo de control para este tipo de yacimientos. Después de esto parece que se puede hacer lo que se quiera en esta ciudad y eso es lo que se debería aclarar”.

“FALLOS EN LA PROTECCIÓN Y CONTROL”
“Es ilógico que haya pasado lo que ha pasado y sobre todo es una enorme irresponsabilidad, ya que estamos hablando de uno de los yacimientos más importantes y uno de los símbolos arqueológicos que la ciudad que se ha atacado con total impunidad”, ha lamentado Longoria, por lo que “es evidente que ha habido un grave fallo en la protección y en los controles sobre este yacimiento y que desgraciadamente el daño puede ser irreparable”.

El parlamentario andaluz ha apuntado que, sobre el papel, este yacimiento tiene todas las protecciones, pero la realidad nos ha demostrado que “ni la Junta ni el Ayuntamiento han sabido detectar y parar este grave atentando contra nuestro patrimonio”

Finalmente, Longoria ha señalado que “vamos a llegar hasta el final en este asunto porque es un ataque a nuestra historia, a nuestro patrimonio y hay unos hechos evidentes que tienen unos culpables y sobre ellos habrá que tomar decisiones”. “Esta ciudad no se merece lo que se le ha hecho”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *