La familia de las víctimas del crimen de Almonte critica la “manipulación” de pruebas de la defensa

La familia de las víctimas del doble crimen de Almonte ha lamentado “la manipulación y tergiversación de las pruebas existentes que se está llevando a cabo por parte de la defensa con la finalidad de influir en la opinión pública sobre un proceso que requiere el máximo de los escrúpulos y respetos para que se dirima donde verdaderamente se va a hacer, en una sala judicial”.

Así, en un comunicado de prensa, los padres y el hermano de Miguel Ángel Domínguez Espinosa, asesinado en 2013 junto a su pequeña de ocho años, exponen que “aunque es evidente el que exista y deba existir el legítimo derecho a la defensa como parte de un procedimiento judicial, no es de recibo la constante manipulación que en los medios informativos realiza la parte interesada sobre pruebas existentes”.

En este sentido la familia hace referencia a la última actuación “mediante la que se ha filtrado una grabación telefónica amparada por ley dentro del secreto de sumario ha sido el colmo del juego más sucio, ruin y sin escrúpulos que debería ser perseguido por la propia Justicia al romper y traspasar un derecho fundamental que atañe al ámbito profesional en su relación con el cliente y que viene a demostrar la falta de principios, valores y sensibilidad de quien lo ha realizado, sin ningún otro fin que el de confundir a la opinión pública, ya que con ello no se llega a aportar absolutamente nada y el de causar daño a las víctimas de estos hechos”.

Desde la detención de F.J.M.R., continúan, “se ha desarrollado una estrategia por parte de la defensa de manipulación constante para tratar de acaparar en el ámbito social lo que no consigue en el ámbito judicial por las pruebas contundentes y manifiestas, echando por tierra de manera insultante la labor de la jueza instructora y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado encargadas de la investigación, constituyendo un caso de desesperación que lleva a perder las formas y principios elementales de respeto y convivencia que debe presidir todo procedimiento judicial y más aún de estas características.

Al mismo tiempo que estamos indignados porque unos hechos que solo nos hace sumergir día tras día en el dolor más profundo se conviertan por una parte interesada en un espectáculo de manipulación y confusión, seguimos mostrando nuestra firme y entera tranquilidad porque en este asunto lo que realmente se tiene y se debe tener en cuenta es la palabra de la Justicia, y a pesar de que el juicio aún no se ha celebrado, la prisión preventiva en la que se encuentra el imputado la ha dictado la Justicia a través de la Instrucción y la ha ratificado la Audiencia Provincial fundamentándose en unas pruebas sólidas”, asevera la familia de Miguel Ángel.

Por su parte, el letrado que representa a la familia paterna de las víctimas, Gustavo Arduán, ha querido apostillar que “nuestro camino es el de hacer una labor encaminada al esclarecimiento de los hechos sucedidos conforme a las pruebas existentes que son contundentes por las que se mantienen al imputado en prisión preventiva y no vamos a entrar en un espectáculo de manipulaciones que solo pretenden de manera interesada influir en la opinión pública lamentando profundamente que se utilicen maniobras detestables como las últimas filtraciones a la prensa que constituyen un grave atentado a los más elementales principios del derecho profesional entre abogado-cliente y entre médico-paciente y que únicamente lo que ha conseguido es causar daño emocional a los familiares de los fallecidos”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *