Un crédito de 200.000 euros al Recre podría costarle el puesto a Ángel María Villar

La Federación prestó al Decano 200.000 euros para que pudiera saldar la deuda con Oltra y poder inscribirse

Ángel María Villar, presidente de la RFEF, en la inauguración del Museo del Recreativo.

Ángel María Villar, presidente de la RFEF, en la inauguración del Museo del Recreativo.

Los problemas económicos a los que Pablo Comas ha arrastrado al Recreativo de Huelva pueden tener daños colaterales importantes, ya que a la posible muerte deportiva del Decano del fútbol español se une ahora la investigación que se ha iniciado contra la Federación Española de Fútbol por un crédito de 200.000 euros dado al equipo albiazul.

La acusación a la que podría enfrentarse su actual presidente, el hasta ahora incobustible Ángel María Villar, es la de administración desleal. El anhelado relevo que algunos sectores del fútbol español querían podría producirse, pero no en unas elecciones sino por una cuestión burocrática en la que el Recreativo es parte fundamental.

Según ha informado el diario El País, el crédito de 200.000 euros concedido por la Federación Española de Fútbol (FEF) a un club embargado como el Recreativo de Huelva, para que pudiera competir, puede provocar la intervención de la Agencia Tributaría, según propias fuentes federativas, extrañadas por el caso.

“Esto es algo muy gordo. Darle dinero a un club embargado por Hacienda ha podido ser una metedura de pata tremenda de las altas esferas”, sostienen desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, donde señalan a Juan Padrón, mano derecha de Villar, como el hombre que negoció el acuerdo con el Recreativo. La deuda tributaria y la de la Seguridad Social son obligaciones privilegiadas por delante de las del resto de acreedores. Según fuentes fiscales, el caso es anómalo y puede derivar en una inspección a la Federación, se asegura en una información del mismo diario.

La información de El País explica que “el crédito fue concedido por la Federación al Recreativo para que saldara su deuda con su anterior entrenador, José Luis Oltra. Si no cumplía con el pago, el Recreativo no podría competir al no poder inscribir a su nuevo técnico. De hecho, el 28 de julio de 2015 la Federación emitió una resolución por la cual impedía la expedición y renovación de licencias al Recreativo por no abonar los 199.000.956, euros que adeudaba a Oltra. Tras el acuerdo, avalado por el Recreativo con pagarés de dudosa procedencia, el club decano del fútbol español pudo competir en Segunda División B”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *