12 menores tutelados reciben acogimiento residencial en el centro Casa Don Bosco

Rafael López visita estas instalaciones del sistema de protección, gestionadas por la Fundación Proyecto Don Bosco

centro protección Don Bosco (1)Un total de 12 menores tutelados por la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, se encuentran en acogimiento residencial en el centro de protección Casa Don Bosco, ubicado en la capital onubense.

El delegado territorial del ramo, Rafael López, ha visitado las instalaciones de este centro, cuya gestión corre a cargo de la Fundación Proyecto Don Bosco, una organización sin ánimo de lucro de ámbito estatal que trabaja en el desarrollo integral de jóvenes en situación de riesgo o exclusión social, actuando también sobre otros colectivos que inciden en dicho desarrollo. El Gobierno andaluz destina al año alrededor de 263.000 euros para la financiación de las 12 plazas con que cuenta.

Casa Don Bosco es uno de los 21 centros tanto de carácter público como concertado dependientes de la Junta, que forman parte en Huelva del sistema de protección con el que se ofrece acogida y apoyo a los menores en situación administrativa de guarda o desamparo y que están tutelados por la administración autonómica al carecer de un ambiente familiar adecuado. Entre todos suman una red integrada por 195 plazas.

La labor de los centros de protección de menores es amplia y diversa. Abarca desde el acogimiento, la convivencia y la cobertura de las necesidades básicas de alojamiento y manutención, a facilitar la integración social, orientar y asesorar para la inserción laboral y la emancipación, potenciar el desarrollo de la autonomía personal, crear hábitos de vida saludables, fomentar las habilidades sociales y, de manera muy especial, cubrir las carencias afectivas y emocionales de los menores acogidos en sus instalaciones.

Para concretar estas actuaciones, intervienen en diferentes áreas: programa de intervención educativa, programa de trabajo social, programa de intervención psicológica y programa de formación prelaboral y de acceso al mercado de trabajo. El equipo técnico que lleva a cabo estas intervenciones está fundamentalmente compuesto por educadores, psicólogos y trabajadores sociales.

En la mayoría de los casos se trabaja además en el medio sociofamiliar del menor para que se supere la situación que motivó la adopción de la medida y el niño o niña pueda reintegrarse con su familia de origen.

Junto al programa residencial existe otra modalidad de acogimiento para los menores tutelados por la consejería del ramo: el familiar, consistente en la integración del menor en otra familia cuando debe ser separado de sus padres o tutores. Ésta se presenta como una medida de protección alternativa y se intenta priorizar frente a la institucionalización en centros, de manera que se eviten los riesgos que supone la separación del niño de un entorno familiar normalizado. En la actualidad, en la provincia onubense un total de 198 menores residen con familias de acogida.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *