Ecologistas rechazan que se amnistíe a las fincas freseras de Doñana

WWF ha rechazado las que considera “presiones” del entorno de Doñana que reclaman romper el consenso alcanzado con el Plan de la Corona Forestal, buscando una amnistía de todas las fincas agrícolas que deberán ser eliminadas de acuerdo al plan, algo que la organización ecologista considera que va en contra de los intereses generales, de los agricultores legales, de la sostenibilidad del sector y del medio ambiente.

En una nota de prensa, y a la vista de que la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado está enviando mociones a los ayuntamientos y el PP de Huelva ha pedido públicamente a la Junta, WWF ha reclamado a la administración autonómica que “no ceda a las presiones de los sectores que quieren saltarse la ley y reclama a las administraciones que pongan en marcha cuanto antes el plan, que sigue parado un año después de su aprobación”.

La organización ha recordado que el Plan de la Coronal Forestal de Doñana fue aprobado en diciembre de 2014, tras siete años de trabajo, para tratar de poner orden en el caos de cultivos agrícolas del entorno de Doñana, frenar la sobreexplotación del acuífero que alimenta Doñana y solucionar el uso ilegal del agua y el suelo.

Para WWF, el plan era insuficiente porque no aseguraba ni el futuro de la agricultura en la zona ni la conservación de los recursos naturales pero sí incluye la eliminación de los cultivos ilegales creados después del 2004, más de 1.500 hectáreas de regadíos.

WWF considera que es “especialmente llamativo” que sea la Plataforma la que reclama ahora romper con el plan, cuando en su día promovieron manifestaciones reclamando su elaboración. “Aunque gracias a sus presiones consiguieron la amnistía de todas las fincas anteriores a 2004, esta nueva maniobra deja claro que nada es suficiente”, advierte la organización para quien la “amnistía general sería un desastre para el futuro de la agricultura en la zona y para Doñana”.

Así las cosas, el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, mantiene que, pese a que el plan “está lejos de ser ideal” para solucionar los problemas ambientales de Doñana, contiene “las reglas mínimas” que fueron capaces de acordar las administraciones, incluidos los ayuntamientos. “Desde WWF estudiaremos la posibilidad de emprender acciones legales si no se respeta el Plan de la Corona y se vulnera la ley”, ha añadido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *