La Junta reivindica el aceite de oliva virgen extra como joya gastronómica de Huelva

Pascual ensalza la calidad de la marca Oleodiel en su visita a la cooperativa olotense

OleodielEl delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Pedro Pascual, ha reivindicado el papel del aceite de oliva virgen extra como patrimonio gastronómico de la provincia de Huelva. Lo ha hecho durante su visita, en el marco del cierre de la fase de molturación de la aceituna, a la Cooperativa Nuestra Señora de la Oliva de Gibraleón, donde ha ensalzado la excelencia de la marca Oleodiel, resultado del más exigente y cuidadoso proceso de producción y de la apuesta permanente de la entidad olontense por la modernización, la innovación, la concentración de la oferta y la diferenciación.

Nuestra Señora de la Oliva, que ha concluido la campaña de recolección de aceituna con un balance de alrededor de 8,5 millones de kilogramos, con predominio de las variedades picual y arbequina, prevé lograr en su almazara la extracción de 1,36 millones de litros. Un contexto en el que el responsable autonómico de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en Huelva ha aplaudido la creciente presencia de lo ecológico entre las 2.500 hectáreas de olivar que suman los socios de la cooperativa. De las 150 hectáreas cultivadas bajo los parámetros del más estricto respeto al medio ambiente y a las cualidades naturales del fruto han brotado en el año 2015 en torno a 60.000 kilos de aceituna ecológica.

Pedro Pascual ha puesto el acento en la importancia de que esa seña de identidad del buen hacer y todo el valor añadido de un aceite de oliva virgen extra de calidad elaborado por las manos de una sociedad con más de 60 años de experiencia en el sector redunden en riqueza y empleo para Gibraleón y, por ende, para la comarca y la provincia. Oleodiel, según sus palabras, es un ejemplo en este sentido, como lo certifica el que en la pasada campaña ya envasara el 40 por ciento de su producción en detrimento del volumen de la venta a granel.

El delegado territorial, quien también ha reconocido el compromiso ambiental de Nuestra Señora de la Oliva, premiada a finales del pasado año por el sistema de recogida de envases agrarios (Sigfito) por ser uno de los puntos de recogida de todo el territorio onubense que más envases reciclaron durante la campaña agrícola, ha insistido en la condición del aceite de oliva virgen extra como otra de las joyas gastronómicas de Huelva. Algo que, para Pedro Pascual, coloca a la provincia como “actor indudable” de la Dieta Mediterránea, paradigma de la alimentación saludable y diferenciada, precisamente, por el oro líquido y sus múltiples cualidades organolépticas.

El olivar en Huelva

La campaña 2015-2016, como señala el aforo del olivar, viene marcada en Huelva, a diferencia de lo que ocurre en el resto de Andalucía, por una bajada de la producción con respecto a la anterior debido, sobre todo, a las altas temperaturas registradas en primavera, durante la época de floración, y la escasez de precipitaciones. Así, según las estimaciones, la provincia, que dispone de 32.921 hectáreas dedicadas a este cultivo, contará con 24.906 toneladas de aceituna y 4.356 toneladas de aceite de oliva, un 37 por ciento menos que en el curso anterior.

No obstante, si bien en el conjunto de la comunidad autónoma se prevé un aumento del 53 por ciento con respecto a la campaña anterior (1.030.093 toneladas de oro líquido), la caída en el campo onubense encuentra una razón también en el hecho de que fue el único territorio de la región que no vio mermada su producción en la temporada 2014-2015. No en vano, si se toman como referencia los últimos cinco ejercicios, el incremento en Andalucía se reduce al uno por ciento, de modo que los datos del actual vienen a reflejar el retorno a los niveles medios para dejar atrás la baja cosecha del año pasado.

Pedro Pascual ha manifestado, en esta línea, que es esencial trabajar, entre todos, para que la campaña beneficie a cada uno de los eslabones de la cadena de valor de un modo equilibrado, para que, por una parte, el productor vea adecuadamente remunerado su esfuerzo, y para que, por otra, el consumidor pueda acceder a un producto básico para su salud como es el aceite de oliva a un precio razonable. Para ello, ha insistido en que el sector no dejará de contar con el respaldo de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, que ya ha puesto a su disposición un subprograma temático dentro del Programa de Desarrollo Rural con 304 millones de euros exclusivos para el campo del olivar.

Algunas medidas, de hecho, ya están en marcha, caso de las agroambientales, para los sistemas sostenibles de olivar, dotadas con 94 millones de euros, y las ayudas para la conversión y el mantenimiento del olivar ecológico, con 71 millones de euros. Unas acciones a las que hay que añadir las partidas que irán dirigidas a la modernización de explotaciones, la mejora de la transformación y la comercialización, así como las que tendrán como destino a los grupos operativos de innovación en el olivar, con una asignación de más de cinco millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *