El Plan de Ayuda Alimentaria distribuye en Huelva 1,7 millones de kilos

El Gobierno de España distribuyó el año pasado cerca de 1,7 millones de kilos de alimentos entre familias desfavorecidas de la provincia de Huelva a través del Programa de Ayuda Alimentaria 2015, un plan financiado con fondos europeos y de la propia Administración central y que impulsa el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA).

La distribución de estos 1,7 millones de kilos de alimentos se ha llevado a cabo en dos fases con la colaboración de Cruz Roja Española y del Banco de Alimentos. Estas dos organizaciones han sido las encargadas de almacenar y repartir estos productos básicos entre 135 entidades sociales de toda la provincia.

Así, en la primera fase de este Programa de Ayuda Alimentaria 2015 llevada a cabo en el mes de julio se distribuyeron un total de 625.765 kilos de alimentos entre 38.109 personas. La segunda fase tuvo lugar en el mes de octubre y se distribuyeron 1.054.449 kilos de alimentos entre 34.848 beneficiarios.

Estas casi 1.700 toneladas de productos de primera necesidad respartidos en la provincia onubense han supuesto una inversión de casi 1,6 millones de euros, una cuantía cofinanciada en un 85% por el Fondo de Ayuda Europea para las Personas más Desfavorecidas (FEAD) y en un 15% por el presupuesto nacional.

El Programa de Ayuda Alimentaria 2015 contempla una tercera fase que está previsto se desarrolle a lo largo del próximo mes de febrero, al tiempo que el Consejo de Ministros ya autorizó el pasado mes de noviembre la contratación del suministro de alimentos para el programa de este año 2016, por un importe para toda España de 99,9 millones de euros.

“Una ayuda imprescindible”

El subdelegado del Gobierno en Huelva, Enrique Pérez Viguera, ha destacado la importancia de este programa “que supone una ayuda imprescindible para las familias de nuestra provincia que están pasado mayores dificultades y con aquellos ciudadanos que son más vulnerables y necesitan de una atención ininterrumpida”.

“Esta iniciativa sería imposible de llevar a cabo sin la labor que realizan Cruz Roja y Banco de Alimentos como piezas clave en esta cadena solidaria, pero sobre todo sin la colaboración de todas las asociaciones y parroquias que detectan las necesidades de las familias, solicitan los alimentos y luego los entregan directamente entre quienes más lo necesitan”, ha enfatizado Pérez Viguera.

Los alimentos que se han distribuido a lo largo de 2015 son de carácter básico, poco perecederos, de fácil transporte y almacenamiento: aceite de oliva, pasta alimenticia, arroz, tarritos y cereales infantiles, leche de continuación en polvo, garbanzos, alubias, leche UHT, atún en conserva, tomate frito, galletas, crema de verduras deshidratada, fruta en conserva sin azúcar añadido y judías verdes en conserva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *