El PSOE de Cartaya pide mejoras en materia de seguridad tras los últimos robos

PSOE CartayaEl PSOE de Cartaya ha presentado una moción para su debate en el pleno del Consistorio de la próxima semana con el fin de que se garantice la seguridad ciudadana en el municipio y entre las acciones solicita crear planes especiales de seguridad en zonas frecuentadas por adolescentes y jóvenes. Esta iniciativa la elevan los socialistas ya que en los últimos meses son “muchos los robos, actos vandálicos y de delincuencia” que han ocurrido en la localidad.

Según reza la moción, a la que ha tenido acceso Europa Press, los socialistas demandan que se garantice la seguridad ciudadana en todo el pueblo, “aumentando la presencia de Policía y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en las calles y ampliando la plantilla de Policía Local si fuera necesario”.

En esta misma línea, inciden en la importancia de crear planes especiales de seguridad en las zonas frecuentadas por jóvenes y adolescentes, al tiempo que solicitan que se mejore la iluminación y/o iluminar aquellas zonas del municipio donde la inseguridad es mayor.

Del mismo modo, el portavoz del PSOE de Cartaya, Jesús Palacios, ha recordado que Cartaya es un municipio con una extensión de 226 kilómetros cuadrados y que ronda los 20.000 habitantes, distribuidos en tres núcleos de población como son Cartaya, El Rompido y Nuevo Portil.

No obstante, esta población se ve incrementada en dos épocas concretas del año como es la campaña agrícola, “ya que nuestro potencial en esta materia nos hace ser uno de los principales exportadores agrícolas de Europa” y la época estival, que debido al desarrollo de infraestructuras turísticas ha supuesto “un auge importante de este sector”, ha explicado.

Por ello, ha defendido que “la seguridad ciudadana es un derecho público básico y esencial”, de mamera que “garantizar esta es necesario para una buena convivencia entre todos los vecinos, sobre todo en épocas de máxima afluencia de personas al pueblo”.

Así, el socialista ha remarcado que en los últimos meses son “muchos los robos, actos vandálicos y de delincuencia” que está padeciendo la localidad, no solo en los cascos urbanos, sino también en las explotaciones agrícolas y casas de campo.

A su juicio, esto unido a “la escasa” presencia policial en la calle y “la escasez de iluminación en algunas zonas del pueblo genera una gran sensación de inseguridad en la gente”, lo cual genera “un clima de malestar y alarma en todos los sectores del municipio”.

Para Palacios, “la crisis no puede ser una excusa para reducir este servicio que afecta tan directamente a todos los vecinos y vecinas de nuestro pueblo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *