Destacan la mayor implicación en el programa para familias con conflictos

Con el programa Guía, Junta y Diputación pretenden mejorar las relaciones de convivencia de las familias participantes 

FOTO PROYECTO GUÍA 2015Una mayor implicación de los progenitores masculinos y una efectividad de permanencia de más de un 73% son los aspectos más destacados de la evaluación del programa Guía 2015, organizado por la Junta de Andalucía, la Diputación de Huelva y la asociación Ponte, para mejorar las relaciones de convivencia de las familias participantes.

Según ha señalado la diputada de Bienestar Social, Aurora Vélez, el hecho de que las madres participantes en los talleres en los que se ha desarrollado este programa hayan estado acompañadas por los padres en un 50% de los casos, “no es sólo una circunstancia digna de resaltar, sino que demuestra la efectividad del programa que intenta implicar por igual a ambos progenitores a la hora de resolver conflictos de relación familiar”. La diputada ha resaltado igualmente que de las quince familias que iniciaron el programa, once de ellas consiguieron completarlo, por lo que se ha logrado una efectividad de permanencia de más de un 73%.

El programa Guía, que el año pasado se desarrolló en Cortegana, con cobertura para todos los municipios de la Sierra Oeste, es un programa preventivo de atención a familias afectadas por una crisis relacional, en la que los padres y madres demandan ayuda ante la presencia de conductas conflictivas en sus hijos. De octubre a diciembre se desarrollaron 9 sesiones, en las que junto a los padres participaron 13 menores, de entre 14 y 16 años, de los municipios de Aroche, Cortegana, Rosal de la Frontera y Valdelamusa.

El abordaje de las dificultades en las relaciones familiares, facilitar una vivencia grupal de apoyo mutuo en sus aspectos más terapéuticos y probar nuevas alternativas para optimizar las relaciones familiares, son algunos de los objetivos de este programa, en el que participan familias con problemas especiales de convivencia atendidas por los Servicios Sociales Comunitarios de Diputación a través de los servicios de apoyo familiar y los equipos de tratamiento familiar.

Los talleres ofrecen tanto a jóvenes como a padres y madres la oportunidad de entender sus dificultades y encontrar nuevas formas de relación a través de las técnicas teatrales psicoescénicas, brindándoles la oportunidad de una reflexión grupal sobre temáticas conflictivas de convivencia. El grado de satisfacción de estas familias por los resultados obtenidos y la relación de amistad y complicidad creadas en el grupo es una constante que se repite edición tras edición y que ha vuelto a producirse en 2015.

El programa, que se materializa desde el 2010, se desarrolla cada año en una zona de trabajo social seleccionada por los Servicios Sociales Comunitarios de Diputación, al igual que a las familias beneficiarias, que para serlo deben estar interesadas en buscar ayuda profesional para solucionar sus conflictos convivenciales.

A petición de las propias familias y según criterio de los profesionales, las personas participantes en el  programa Guía 2015 continuarán siendo atendidas por los Servicios Sociales Comunitarios de Diputación dentro de otros programas preventivos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *