Ángeles Caso: “Un país que no respeta la cultura estará condenado siempre a la esclavitud mental”

La reconocida autora asturiana visitará este miércoles la Universidad de Huelva para charlar de cerca con sus lectores

Angeles Caso 2Ángeles Caso, escritora y periodista de 56 años, licenciada en historia del arte y popularmente conocida por haber sido presentadora de del telediario de TVE a mediados de los 80, ha trabajado en numerosos medios de comunicación, pero su labor profesional a lo largo de las últimas décadas ha estado centrada en su mayor vocación, la escritura. Desde principios de los 90, ha publicado numerosas biografías, ensayos históricos y novelas, entre las que destaca ‘Contra el viento’, ganadora del Premio Planeta (2009), ‘Un largo silencio’, ganadora del Premio Fernando Lara de Novela (2000), o su más reciente novela biográfica ‘Todo ese fuego’ (publicada el 15 de septiembre de 2015), en la que aborda la personalidad de las hermanas Brontë. El miércoles (27 de enero) a las 20 horas, estará en la MicroSala de la UHU (Pabellón 7, Campus de El Carmen), dentro del ciclo de Presencias Literarias organizado por el Área de Cultura de la Universidad de Huelva.

¿Cuáles fueron los motivos que le impulsaron a escribir una novela sobre las Brontë?

Lo cierto es que las descubrí tarde porque en la adolescencia tenía prejuicios absurdos con el hecho de que sus creaciones fuesen novelas románticas decimonónicas. Pero cuando las leí, me quedé totalmente boquiabierta por el talento extraordinario y por el atrevimiento que habían tenido al escribir algo así en pleno siglo XIX. Además, hace tres o cuatro años visité su casa, y al estar allí y ver el espacio en el que trabajaban, me quedé muy impresionada. De aquel comedor salieron en un mismo verano dos de las grandísimas novelas del XIX, ‘Cumbres borrascosas’ y ‘Jane Eyre’, lo cual me parece un acontecimiento extraordinario en la historia de la literatura y de las mujeres. Después de eso tuvieron una vida breve y trágica, por lo que me apeteció recomponer un día de aquel verano, en el que estaban escribiendo sus novelas, felices.

¿Siente una especial identificación con alguna de las tres?

No es fácil, porque son mujeres que tienen un condicionante de vida muy extremo que tiene muy poco que ver con el mío. Pero entiendo y comparto muchas cosas con Emily, su relación con la naturaleza, por ejemplo, la mirada enormemente compasiva que tiene sobre la vida, o su pasión por la música.

Usted no se considera una novelista de tramas, sino de personajes, ¿cuál considera que sería el punto fuerte de ‘Todo ese fuego’ en este sentido? 

Mi pretensión no era la de inventarme algún hecho de la vida de estas hermanas, sino ponerle imaginación a sus almas e intentar recrear su mente. Espero que quien la lea entienda que no es una novela histórica en el sentido de que se cuenten sucesos, tramas, ni acontecimientos, sino que es una novela que transcurre en un día, dentro de la mente de las hermanas Brontë.

El pasado año confesó que ya no vivía de la literatura y que estaba pensando en volver al periodismo o montar otras cosas ¿sigue con esta idea en la cabeza?

En realidad los escritores que hemos vivido de la literatura tampoco es que hayamos vivido exactamente de nuestros libros. Algunos de mis libros han funcionado bien, otros no… pero un libro no da para vivir, excepto que ganes el Premio Planeta o que seas un autor de best seller, lo cual no es mi intención. De lo que vivimos realmente los escritores es de cuestiones que surgen en torno a la literatura, como conferencias y artículos, fundamentalmente. El problema con el que nos estamos encontrando es que ahora los libros se venden muchísimo menos y que conferencias casi no hay, además de otros problemas añadidos que tienen que ver con la situación del país y con el gobierno del PP. Por tanto tendré que dedicarme obviamente también a otras cosas y dedicarle menos tiempo a la literatura. Es algo generalizado, el mundo de la cultura está arrasado, en parte por la crisis y en parte por un gobierno que ha utilizado la crisis como una excusa para acabar con la cultura en España. Y yo creo que un país que no respeta la cultura, el pensamiento y la creación, estará condenado siempre a la pobreza y a la esclavitud mental.

En este mismo sentido, dijo también que se estaba planteando marcharse de España.

Es una idea que me persigue desde hace tres o cuatro años. Tengo la suerte de que hablo más de tres idiomas, por lo que podría escribir desde muchos otros sitios. Para mí lo más cómodo sería irme de España y llevar una vida tranquila, en la que me sintiese respetada por las administraciones y por los gobiernos del país de turno. Pero yo no quiero irme de este país, yo quiero luchar por cambiar España. Ahora mismo tengo un compromiso con un proyecto político, que es Podemos, y no quiero tirar la toalla.

¿Cómo tiene pensado enfocar el encuentro con los lectores del miércoles en la Universidad de Huelva?

Hablaré de las hermanas Brontë, pero un poco de todo. Me gusta mucho hablar con los lectores, ver las caras y que me hagan preguntas, así que me adaptaré un poco a lo que el público quiera. Ver que hay gente a la que le importa lo que escribo es lo que me anima a seguir escribiendo.

MÁS ACTOS DEL ÁREA DE CULTURA

Además del encuentro del miércoles con Ángeles Caso, el Área de Cultura de la Universidad tiene prevista para esta semana la primera edición del festival ‘El día de la Marmota’ (edición Huelva), con las actuaciones de las bandas Jaramago Joe, Visión Sonora, Delbosque, Coppermine, Marklenders e Hidalgo.

La próxima cita de ‘Presencias Literarias’ tendrá lugar en marzo, con la visita de Carmen Posadas y Marta Robles al Campus de El Carmen, en la que hablarán de su libro ‘Usted primero’.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *