El agente supuestamente agredido por el secretario del PCA recurrirá la sentencia

El agente de Policía Nacional de Huelva supuestamente agredido durante la huelga general convocada en noviembre de 2012 por el secretario provincial del PCA en Huelva, Daniel Hernando, absuelto de estos hechos la pasada semana por el Juzgado de lo Penal número 4 de Huelva, va a interponer un recurso a la misma al no estar de acuerdo con la misma según ha podido confirmar Europa Press.

Cabe recordar que la titular del juzgado considera probado en la sentencia que el 14 de noviembre de 2012 Daniel Hernando, mayor de edad y sin antecedentes penales, se encontraba participando en los actos que, con motivo de la huelga general convocada para tal día.

Así, continúa la juez, ante la concentración de manifestantes y piquetes informativos que a primera hora de la mañana se colocaron en la entrada de dicho organismo, el Cuerpo de Policía Nacional de la ciudad intervino a fin de facilitar la entrada al centro de los trabajadores que quisieron hacerlo, estableciendo un cordón policial.

Formando parte de dicho cordón se encontraba el citado agente de Policía, el cual, en circunstancias no determinadas, sufrió lesiones consistentes en contusión lumbar y de la mano izquierda, que precisaron para su sanidad una primera asistencia facultativa, tardando en curar tres días y sin que quedaran secuelas. Sin embargo, la juez insiste en que no ha quedado acreditado que Hernando causara las lesiones que presentó la víctima.

Del mismo modo, señala que la relación de hechos descritos en la denuncia no puede conducir a sentencia condenatoria para el acusado en el ámbito jurídico penal, teniendo en cuenta el principio de presunción de inocencia, que tiene rango de derecho fundamental.

Durante el juicio, Hernando declaró que efectivamente se encontraba el día de la huelga general en la entrada de la citada Delegación de la Junta de Andalucía, pero negó tajantemente “haber agarrado a alguno de los agentes que se encontraban allí formando el cordón policial, forcejeado con alguno y haber causado las lesiones que el perjudicado presenta”.

Por otro lado, la víctima declaró que conocía al acusado perfectamente por lo que podía identificarlo y que fue él quién tiró de su mano para apartarle del cordón policial, “obligándole a zafarse y causándole las lesiones que presentaba en la mano”, aunque no pudo asegurar que fuera el acusado quién le golpeó en la espalda y le causó la lesión lumbar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *