Peregrinación al Rocío de la Hermandad de Isla Cristina

Misa de peregrinación Hermandad del Rocío de Isla Cristina (1) Misa de peregrinación Hermandad del Rocío de Isla Cristina (2) Misa de peregrinación Hermandad del Rocío de Isla Cristina (3) Misa de peregrinación Hermandad del Rocío de Isla Cristina (4) Misa de peregrinación Hermandad del Rocío de Isla Cristina (5)El domingo día 24, a las 13.00 horas, la Hermandad del Rocío de Isla Cristina celebró su misa de peregrinación en el Santuario del Rocío.

Al toque de palmas, el Simpecado hizo su entrada en la ermita acompañado por las hermandades sacramentales y Cautivo de Isla Cristina, las de la Bella de Isla y de Lepe, y por hermandades rocieras como Cartaya, San Juan del Puerto, Villalba, Villarrasa, Gibraleón, Punta Umbría, Ayamonte, Moguer, etc.., destacando en su lugar la Hermandad del Rocío de Medina del Campo, con su presidente y hermana mayor a la cabeza.

Y así, hasta el altar llegó el querido Simpecado acompañado por el Grupo Joven de la hermandad y por toda la Junta de Gobierno, con su presidente acompañado por el primer teniente alcalde de Isla Cristina, Juan Hernández, y por el presiente del Consejo de Hermandades y Cofradías Antonio Peña, donde les esperaba su querido sacerdote, Carlos Javier Rodríguez Parra, que celebraría la misa acompañado por el párroco de la Hermandad de Medina del Campo y miembros de la Hermandad Matriz junto a su presidente, Juan Ignacio Reales.

Una misa llena de emociones en la que Carlos Javier aprovechó la homilía para pedir la unidad de todos los cristianos para que este año de la misericordia refuercen su vínculo de fe.

Como siempre, la emoción, el recogimiento y la oración fueron las protagonistas de esta celebración que contó con la presencia del Grupo “Aromas de la Rocina” que al final de la misa entonó la Salve de la hermandad isleña y que siguieron todos los feligreses isleños hasta que, al final, el presidente de la hermandad entonó los vivas tradicionales.

Y así, un año más, con la satisfacción y la emoción de todos los momentos vividos, se inició el camino de vuelta hacia la Casa Hermandad en la que se ofreció a todos los hermanos, así como a las autoridades y hermandades invitadas, un refrigerio y con la que se culminó, una vez más, el acto más importante del año de la Hermandad del Rocío después de su romería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *