Pacientes con fibromialgia de Isla participan en un taller

El delegado de Salud asiste a la inauguración de esta actividad, organizada por la asociación Aemfis bajo el título ‘F.M. en positivo’

1Pacientes con fibromialgia de la localidad de Isla Cristina participan en un taller enfocado a la mejora de su calidad de vida, para cuya organización la asociación Aemfis, que representa a los enfermos, enfermas y familiares de fibromialgia y encefalomielitis miálgica –síndrome de fatiga crónica- del municipio, ha contado con una subvención de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.

Con motivo de la inauguración de esta actividad, que lleva como título ‘F.M. en positivo’, el titular de la delegación, Rafael López, ha hecho un llamamiento a la concienciación y sensibilización sobre este problema crónico de salud, del que ha comentado afecta a entre el 1 y el 4% de la población, en su gran mayoría mujeres, además de reconocer el importante papel que tienen las asociaciones de pacientes en este ámbito.

Según ha explicado el delegado territorial, el taller surge con la finalidad de “acercar conocimientos, consejos y habilidades prácticas a las personas usuarias que les permitan afrontar mejor el día a día de la enfermedad y prevenir posibles complicaciones”.

En concreto se trata de una serie de sesiones formativas impartidas por una psicóloga y centradas fundamentalmente en el plano emocional, de manera que se van a abordar aspectos como el aprendizaje de técnicas de relajación específicas, la reestructuración cognitiva y la interpretación positiva de la realidad, el autoconocimiento, la mejora de la autoestima, la automotivación y la aceptación y el compromiso, entre otros. “El objetivo pasa por dotar a los asistentes de herramientas para que puedan tener una actitud positiva ante esta patología y cubrir por sí mismos sus necesidades de autocuidados, a la vez que propiciar un punto de encuentro que favorezca el intercambio de experiencias entre personas que están en la misma situación”, ha remarcado.

López ha recordado al respecto que la Consejería de Salud tiene en marcha en los últimos años una iniciativa en esta misma línea, la Escuela de Pacientes, que va dirigida a formar a personas que padecen o viven directamente una enfermedad crónica en el conocimiento de la misma con vistas a manejarla mejor y afrontar sus diferentes fases. Su novedad radica en que la formación corre a cargo de pacientes previamente preparados que trasladan a otros sus propias experiencias, lo que facilita la vivencia de la enfermedad y posibilita una mejor recuperación. Es la denominada formación entre iguales. Dentro de la Escuela de Pacientes existe además un aula específica dedicada a la fibromialgia.

Proceso asistencial

En el plano asistencial, otra de las acciones más reseñables de Salud en este apartado ha sido la incorporación en los centros sanitarios del Proceso Asistencial Integrado de Fibromialgia, una estrategia que persigue ofrecer la asistencia más adecuada a los pacientes. La finalidad de este proceso es homogeneizar la práctica clínica que existe en torno la enfermedad, coordinar las diferentes especialidades, aplicar la mejor evidencia científica disponible en el diagnóstico y tratamiento, y garantizar la continuidad asistencial entre los niveles de atención primaria y hospitalaria. Además, propone incentivar el desarrollo de nuevas líneas de investigación sobre sus causas, diagnóstico y tratamiento.

La fibromialgia es un trastorno crónico que ocasiona dolor en múltiples localizaciones y cansancio y que afecta fundamentalmente a la población femenina. Suele manifestarse con dolores crónicos generalizados sin signos inflamatorios, fatiga, rigidez matutina, trastornos del sueño o alteraciones del estado de ánimo, entre otros signos asociados. También se identifica por el dolor a la presión en al menos 11 de los 18 puntos sensibles definidos para el diagnóstico de la enfermedad.

El plan terapéutico de los pacientes, atendiendo al nivel de los síntomas, se basa en tres pilares fundamentales: ejercicio físico, tratamiento médico y terapia educacional. Tras esta fase primaria del tratamiento, y según el estado del paciente, pueden intervenir después otros profesionales para un abordaje más específico. Las intervenciones del médico o enfermera de familia resultan fundamentales en la atención a los pacientes, ya que son los primeros que pueden percibir los síntomas para diagnosticar la enfermedad.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *