Jugadoras del CB Conquero amenazan con irse si no cobran

Gabriel Carrasco en rueda de prensa.

Gabriel Carrasco en rueda de prensa.

Situación límite para el Club Baloncesto Conquero, que ha de levantar en los despachos de manera inminente una bola de partido cifrada en 25.000 euros. Es el dinero que necesita para poner al día a la plantilla, a la que se le adeuda una mensualidad, pagar el alquiler de los pisos y sufragar los viajes a Zamora y San Sebastián. Las jugadoras han trasladado a la directiva que si no se les pone al día antes del viernes podrían ejercer medidas de presión entre las que se encuentran no viajar a Zamora para jugar este sábado, dejar de entrenar a partir del próximo lunes e, incluso, abandonar el equipo.

En una rueda de prensa convocada de urgencia, el director deportivo del C.B. Conquero, Gabriel Carrasco, reconocía que “tenemos un retraso de 23 días en el pago de la última nómina con la primera plantilla” y entiende la postura de las jugadoras, con las que dice que va a estar “a muerte” el tiempo que sigan siendo jugadoras de este club y que no permitirá “que nadie haga una tergiversación trasladándoles la más mínima responsabilidad”. “Son mujeres que están despellejándose por la imagen del club, de la ciudad y de la región, y han estado sometidas a la presión que la entidad está recibiendo con el runrún que hemos tenido desde navidades, apoyado en terceras personas, y que han querido provocar la desestabilización y desaparición del club en pleno funcionamiento. Si le sumamos que somos un rival a batir en la liga y que son jugadoras apetecibles por estos equipos, pues se ven sometidas a una presión inhumana y por eso las entiendo perfectamente”, argumentaba.

Carrasco ha manifestado que la no celebración de la Copa en Huelva, pese a haber un compromiso moral para que así fuera, ha creado un desajuste económico en el club onubense al no entrar a sus arcas unos ingresos estimados en unos 70.000 euros. Asimismo, ha indicado que al C. B. Conquero le quedan por recibir cantidades en torno a los cien mil euros correspondientes a convenios con colaboradores privados y al Programa Estrella de la Junta de Andalucía, que es “la única subvención pública” que recibe la entidad que preside Rosa Espada.

Desde el club se apremia en el cobro a los patrocinadores para poder salir de esta situación y en colaboración con el Ayuntamiento de Huelva también se intenta agilizar el tema con la Junta. “Entendemos los problemas que hayan podido tener, pero se les ha hecho ver a la entidades que necesitamos que haya una celeridad y una premura porque si no disponemos de una liquidez inmediata de 25.000 euros, probablemente estemos hablando de que hasta aquí hemos llegado, porque no sé las jugadoras que jugarán el sábado en Zamora o podrían enfrentarse el 6 de febrero en la semifinal de Copa en San Sebastián”.

Desde el Conquero siempre se ha querido trasladar la idea de que el club es un escaparate de la ciudad y la comunidad, y “que estemos representando a Huelva y Andalucía en la Copa de la Reina tiene un valor de 25.000 euros”, reiteraba Carrasco, quien agregaba que “ojalá tengamos la posibilidad de jugar una última posesión que nos posibilite ganar el partido”.

El director deportivo conquerista ha insistido en que no quiere recibir dinero público más allá del que, mediante subvenciones, se reparte para todos los clubes, sino que las instituciones puedan abrir al club puertas, porque con el apoyo del Ayuntamiento es insuficiente. “Nos ayudó a que tuviéramos depositado un aval el 4 de julio para inscribir al equipo en Liga Femenina pero no ha sido suficiente para que en esta temporada tengamos una solidez absoluta a nivel económico” y afirma que el dinero que hacen falta de manera inmediata para dar viabilidad al proyecto es “pecata minuta” para una provincia como Huelva y una Comunidad como es Andalucía porque, en lo deportivo “con tranquilidad y este grupo de jugadoras se puede ganar absolutamente todo”.

Por último, y preguntado por cómo puede afrontar el partido de liga del sábado, Carrasco , que ha puesto su cargo a disposición del club, se siente “en fuera de juego” después de haberse dejado “la sangre, la vida, el pellejo y años de contrato que no he llegado a cobrar” por el proyecto del conjunto onubense. “En mi cabeza lo último que hay es el componente deportivo; ahora mismo el baloncesto no está en mi cabeza, sino el que se pueda cumplir con las jugadoras y que toquemos la sensibilidad suficiente para que alguien dé un golpe en la mesa y diga que son cantidades asumibles”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *