El IAM acogió en Huelva a 194 víctimas de violencia de género de alto riesgo en 2015

La Junta presenta los datos del servicio, que presta cobertura integral a la población diana para favorecer su recuperación 

Balance violencia de géneroUn total de 194 víctimas de violencia de género en situación de alto riesgo, 100 de ellas mujeres y 94 menores a su cargo, han sido acogidas durante 2015 en la red de centros con que cuenta el Servicio Integral de Atención y Acogida dependiente del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) en la provincia de Huelva, donde se les ha ofrecido un hogar seguro, además de apoyo psicológico, jurídico, sociolaboral y económico para facilitar la recuperación de una vida normal y libre de violencia.

El delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Rafael López, y la coordinadora onubense del IAM, Eva Salazar, han dado a conocer hoy estos datos con motivo de la presentación del balance de actividad de esta red de protección, cuya finalidad es prestar una cobertura integral a las mujeres y sus hijos que se ven obligados a abandonar sus hogares a causas de agresiones o amenazas sufridas.

La cifra de personas atendidas se ha incrementado levemente con respecto al año anterior, en el que las víctimas acogidas fueron 191 (100 mujeres y 91 menores a su cargo). En este sentido, los representantes autonómicos han coincidido en señalar que “resulta espeluznante que sólo en Huelva se atiendan cada año a cerca de 200 víctimas en peligro de muerte a manos de agresores”, números que “reflejan la magnitud de este problema social, que debería ser prioritario de manera constante en la agenda mediática, política y social, sin fisuras, ni recortes, ni debates”.

La principal vía de ingreso a estos centros de acogida ha sido, como en años anteriores, la red de atención directa (Teléfono 900 200 999, centros provinciales y centros municipales de información a la mujer –CMIMs-). El acceso a los centros provinciales o el paso de realizar la llamada a la línea 900 viene facilitado en muchas ocasiones por el trabajo realizado en los municipios de residencia de las usuarias a través de los CMIMs, lo que demuestra “la importancia de estos recursos locales, que son la primera puerta a la que llaman las víctimas cuando necesitan ayuda”, según han añadido.

El servicio garantiza protección inmediata, acogida y atención integral (social, jurídica y psicológica) sin necesidad de interponer denuncia, priorizando siempre la seguridad de las personas que lo necesitan. En el caso de Huelva, la red cuenta 35 plazas, repartidas entre un centro de emergencia, una casa de acogida y un piso tutelado, que se encuentran operativos las 24 horas del día, los 365 días del año.

En cuanto a las funciones de cada recurso, el centro de emergencia ofrece asistencia inmediata a las necesidades de protección y seguridad de las víctimas; la casa de acogida es un centro residencial que proporciona las herramientas indispensables –intervenciones sociales, psicológicas y jurídicas- para salir de la violencia y prevé una estancia inicial de alrededor de tres meses, mientras que el piso tutelado es una vivienda independiente para uso familiar, ubicada en zonas normalizadas, cuyo objetivo es favorecer la autonomía e integración de las mujeres tras pasar por los otros dos centros.

El sistema, que funciona en Andalucía desde hace 17 años, es referente nacional por su modelo de gestión integral. Para ello, dispone de un equipo de personas profesionales que trabajan de manera multidisciplinar con las víctimas, ofreciéndoles terapia psicológica, asesoramiento y acompañamiento jurídico, orientación laboral y apoyo social. Además, la red desarrolla diversos programas para la atención integral a los y las menores (a nivel psicológico, lúdico, escolar…) para su plena adaptación al nuevo entorno en el que viven y su total recuperación psicosocial, con el fin de minimizar las secuelas de la violencia machista sufrida durante la infancia. El servicio incluye asimismo un programa de 30 becas anuales para la formación a distancia de mujeres acogidas, con el objetivo de mejorar su empleabilidad y nivel de autonomía.

Por su parte, en relación con el perfil de las víctimas atendidas, en torno al 30% son extranjeras, algunas de las cuales se encuentran en una situación administrativa de irregularidad (carecen de residencia legal, pasaporte…), lo que no supone un criterio de exclusión para el acceso a la red de recursos en Andalucía. De este modo, el servicio les ofrece ayuda en las gestiones necesarias para tener acceso a los mismos derechos que el resto de usuarias (tarjeta sanitaria, medicamentos, prestaciones económicas…).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *