Opinión: La situación sanitaria y de la dependencia vista por UGT

(Texto: Jesús Tormo Aguilar)   Comenzamos en la sanidad pública el nuevo año como manda la tradición: con espíritu, energía e ilusiones renovadas, y especialmente en materias tan importantes como la consecución y desarrollo de los acuerdos en materia de oferta de pública de empleo de años anteriores y con fechas programadas de oposiciones que significará estabilidad en el empleo de varios miles de trabajadores y trabajadoras en toda Andalucía con la repercusión que ello tiene también para nuestra provincia y a quienes deseamos ánimo y suerte en los exámenes que se están celebrando.

A estas ilusiones renovadas ayudó también la propuesta de OPE para 2016 y 2017 que está encima de la Mesa de Negociación, a pesar de que, mejorándose el empleo con el aumento de jornada laboral del personal eventual que ha pasado ya por fin al 100 por 100, no se generen nuevos puestos de trabajo en contra de nuestras reivindicaciones que en expectativa superan los simples número de tasas de reposición aprobados por el Gobierno de España.

Por otro lado, y con la opinión en contra de la UGT, se formalizaron contratos de servicios sanitarios con empresas externas en un intento de aliviar las listas de espera de los usuarios de nuestra provincia en determinados temas y cuyos resultados valoraremos en su momento, contratos de servicios sanitarios que ahora se ampliarán como consecuencia de las decisiones del último Consejo de Gobierno de la Junta y que valoraremos también cuando se publiquen los pliegos de condiciones esperando que en ellos se vean corregidos determinados aspectos que denunciamos en su momento y sirvan estos pliegos para realmente aliviar las listas de espera que tanta falta hace en nuestra provincia, y aumentar el empleo en lugar del pluriempleo.

Falta por saber cuáles son los presupuestos en materia de inversiones previstos para este año en los distintos centros sanitarios de la provincia y que veremos cuando se cierren los distintos contratos-programas y donde esperamos se corrijan las deficiencias en materia de infraestructura y equipamientos algunos con graves problemas de funcionamiento por estar ya obsoletos por su antigüedad y con constantes averías que perjudican el normal desarrollo de la actividad especialmente en el ámbito hospitalario.

Con respecto a los temas de la Dependencia, hemos iniciado el año con la consecución de puesta al día en materia de deudas de la Junta de Andalucía a las empresas y municipios en relación a la Ayuda a Domicilio y que motivó hasta primeros de año convocatorias de movilizaciones en centros como el de Isla Cristina. Aspecto éste en el que también estaremos vigilantes ya que las deudas de la Junta y/o ayuntamientos deben mantenerse dentro del marco de la legalidad y acuerdos empresariales, y no pueden pagar el pato las trabajadoras y trabajadores del sector con el impago o retraso de sus nóminas.

Pero que nadie lo dude, este espíritu e ilusiones renovadas como manda la tradición, en ningún caso va a servir para desviarnos de nuestros objetivos a través de la negociación o movilizaciones que consideremos oportunas: vamos a seguir estando donde nos corresponde en beneficio de los usuarios de los servicios públicos y en beneficio de los trabajadores y trabajadoras del sector de la salud y de la dependencia, con las espadas en alto, en defensa de sus intereses.

(Jesus Tormo Aguilar es secretario del Sector Sociosanitario y Dependencia de la FSP UGT Huelva)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *