Opinión: Los regadíos del Condado, en la picota

manifestacion agua condado en huelva-018(Texto: Luciano Gómez)  FITAG-UGT  como miembro de la Plataforma en apoyo de los Regadíos del Condado, muestra su preocupación por las gravísimas consecuencias laborales que van a tener los planteamientos que se están manifestando por diferentes representantes políticos y que van en contra del mantenimiento del empleo y de la actividad, en los regadíos del Condado.

Es lamentable que después de las elecciones algunos políticos donde dijeron digo, ahora dicen Diego. Ellos se comprometieron a dar solución a la falta de agua y a mantener  la superficie de los regadíos y ahora nuevamente vuelven a poner en la picota el futuro de los regadíos del Condado, informando a nuestros agricultores que las cosas han cambiado y que no se puede hacer lo que, una vez más,  anteayer mismo se comprometieron.

No se puede estar planteando ahora, una reconversión salvaje del sector, sin ninguna alternativa ni para las empresas, ni para las trabajadoras y trabajadores del sector, amparándose en un reglamento (que no ley) como es el Plan de la Corona Norte de Doñana o el POTAD, que vienen a limitar de forma arbitraria , injustificada y sin sustento legal, el derecho de los agricultores a ejercer en sus tierras la actividad económica que le viene procurando su único sustento y el de los miles de trabajadores que emplea desde hace décadas.

Creemos que las decisiones que se están tomando, en contra del sector de los Berrys en el Condado, no son entendibles ni pacíficas y rompen la paz social de unos pueblos que lo único que tienen, como actividad socioeconómica, es el cultivo de los frutos rojos.

La falta de voluntad y cuando no el coraje político que se ha debido tener, está consiguiendo que todo el buen hacer de nuestros agricultores, quede prácticamente en la ruina y arrastre a miles de trabajadores al lloro y crujir de dientes del paro.

Aquí lo que tocaría es actuar con determinación y valentía política, decretándose de la misma manera que la Junta ha hecho con el caso de la problemática de las viviendas ilegales diseminadas en suelo rústico, si hay que cambiar un reglamento pues cámbiese de una vez por todas. ¿No es más importante la actividad económica y los miles de empleos que se generan en los Regadíos del Condado, que una serie de viviendas que se dedican al ocio personal o familiar?.

Lo que es una actividad legal, legítima y rentable social y económicamente hablando, realizada durante más de cuarenta años por varias generaciones de sacrificados agricultores, los cuales, y eso nadie lo tiene que olvidar, que todos ellos han venido demandando a los políticos de cada momento y a la autoridad sustantiva para ello, soluciones a los problemas de agua de sus regadíos, ahora, después de treinta años se les quiera no solo empobrecer sino también criminalizar, sacando del contexto administrativo las diferentes casuísticas que concurren en esta lamentable situación.

Desde luego, para esta ocasión bien merece realizar, si es necesario, la madre de todas las  movilizaciones, dando también  la batalla con todos los recursos jurídicos y manifestaciones que sean precisas. Los 8.000 mil puestos de trabajo que están en juego y que se van a perder irremediablemente, por las más de 2.000 Has. que quedan, incomprensiblemente, fuera de ordenamiento, precisan de acciones firmes y contundentes para evitar el severo daño que se infringirá a las maltrechas economías familiares de la zona del Condado.

Por nuestra parte y ante este grave quebranto social, económico y laboral, no nos vamos a quedar pasivos y secundaremos las medidas de presión que se aprueben en la Plataforma, sin descartar que realicemos movilizaciones con los trabajadores y trabajadoras del sector.

En este sentido retomaremos las asambleas en los “tajos”, al objeto de informar al máximo de trabajadoras y trabajadores, de la verdadera situación en la que se encuentran los compromisos políticos y las importantísimas y graves consecuencias que sufrirá el empleo y la actividad Agro Industrial, y proponer las movilizaciones que se hagan necesarias hasta conseguir el objetivo de mantener activa toda la superficie de los regadíos y se pongan en marcha los trasvases de 4,9 Hm3 y de los 15 Hm3  prometidos, que son los que darán verdaderamente la solución definitiva.

(Luciano Gómez Gómez, secretario general FITAG-UGT Huelva)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *