Personas con discapacidad podrán disfrutar del senderismo en Santa Ana

La Junta de Andalucía, a través de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, ha participado este sábado en la presentación de un proyecto pionero promovido por el Ayuntamiento de Santa Ana la Real, con el objetivo de facilitar que personas con discapacidad física o movilidad reducida puedan disfrutar del entorno natural de esta localidad de la Sierra de Huelva en las mismas condiciones que el resto de la ciudadanía.

Santa Ana se convierte así en el primer municipio en España que incorpora un servicio público de este tipo, que posibilita a la población que padezca cualquier tipo de discapacidad física el acceso a los caminos rurales y la práctica del senderismo.

Para el desarrollo de esta iniciativa, el consistorio santanero ha adquirido dos modelos específicos de sillas de ruedas, denominadas Joëlette, que se encuentran diseñadas para atravesar cualquier tipo de terreno, incluso los más abruptos. El equipamiento dispone de una sola rueda, pero mucho más ancha que la que tiene una silla convencional, un sillón, elementos de seguridad (frenos, amortiguación, cinturón) y dos brazos hacia delante y hacia atrás. Su funcionamiento requiere de un pasajero y una tripulación compuesta por al menos dos acompañantes.

El delegado territorial del ramo, Rafael López, que ha asistido al acto en compañía del alcalde de la localidad, José Antonio Ramos; el director general de Personas con Discapacidad de la Junta, Gonzalo Rivas, y otras autoridades comarcales y provinciales, ha trasladado el apoyo de la administración autonómica a esta iniciativa de fomento de la inclusión social del colectivo y felicitado al ayuntamiento santanero por su puesta en marcha, en colaboración con La Obra Social ‘la Caixa’ y la Fundación Cajasol.

López ha recordado que una de las prioridades de la Junta de Andalucía, recogida en el Plan de Acción Integral para las Personas con Discapacidad, considerado la hoja de ruta de la administración autonómica en este ámbito, es “la mejora de la accesibilidad de este grupo poblacional en todos los apartados de la vida: desde el empleo a la educación y la salud, pasando por la vivienda, transporte, ocio, comunicación, medio ambiente, voluntariado o atención en los servicios sociales comunitarios”.

La presentación de este servicio ha ido acompañada de una demostración del funcionamiento de las sillas Joëlette en la que han intervenido el Comité de Deportes Adaptados de la Federación Andaluza de Montañismo (FAM), voluntarios locales y representantes de las asociaciones de discapacitados físicos ubicadas en esta zona de la provincia onubense.

Como colofón, los participantes han completado una ruta de 5,4 kilómetros que ha discurrido por uno de los senderos del entorno de Santa Ana la Real.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *