Las donaciones de órganos en Huelva posibilitan 33 trasplantes en 2015

La donación 'a corazón parado' y el trasplante renal, procedente de donante vivo, se consolidan como modalidades alternativas

trasplantes HuelvaLas donaciones de órganos realizadas en la provincia de Huelva durante el año 2015 han beneficiado a 33 personas que se encontraban a la espera de un trasplante, poniéndose de manifiesto un año más la solidaridad de los donantes y sus familias. Estos datos suponen un 22 por ciento más de trasplantes que el año anterior y han sido posibles gracias a once donaciones de personas fallecidas en los hospitales públicos y a otros tres donantes vivos de riñón.

Las donaciones han tenido lugar en el Complejo Hospitalario Universitario de Huelva –siete en Juan Ramón Jiménez y dos en Infanta Elena– y dos más en el Hospital de Riotinto, posibilitando 14 trasplantes renales, nueve de hígado, dos de corazón y cinco de pulmón, según han informado a Europa Press desde la Delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía.

A ellas se añaden, además, otros tres trasplantes renales procedentes de donantes vivos de riñón. Todo ello pone de manifiesto el esfuerzo y la alta capacitación de los profesionales que participan de manera coordinada en el proceso de la donación llevando a buen término cada trasplante.

A los de órganos hay que sumar también las donaciones onubenses de distintos tejidos para implantes posteriores como son 21 córneas y varias decenas de injertos de otros distintos tejidos –óseo, vascular y valvular–, que suponen importantes beneficios en la calidad de vida de las personas que las reciben. En cuanto a las córneas trasplantadas en Huelva, los oftalmólogos del Hospital Juan Ramón Jiménez han implantado todas las que han necesitado los pacientes onubenses, un total de 12, mejorado su visión.

Los coordinadores de trasplantes de los centros hospitalarios onubenses agradecen un año más la labor desarrollada por todos los colectivos y agentes sociales implicados en el proceso de donación de órganos –asociaciones de enfermos, medios de comunicación, magistrados, forenses, profesionales sanitarios y no sanitarios, de aeropuertos, policía o guardia civil, entre otros–, ya que contribuyen a crear un clima favorable a la donación y facilitan el trabajo de los coordinadores y equipos de trasplantes. Además, han manifestado su admiración y gratitud a los donantes y familiares de los donantes de órganos por su extraordinaria solidaridad y generosidad, que constituyen un claro ejemplo a seguir.

NUEVAS ESTRATEGIAS

La donación en asistolia, conocida como donación a corazón parado, y el trasplante renal procedente de donante vivo se consolidan en Huelva como modalidades alternativas a la tradicional, en el marco de las nuevas estrategias emprendidas en los últimos años desde la Coordinación Autonómica de Trasplantes.

Las dos primeras donaciones en asistolia han tenido lugar en 2015 en el Hospital Juan Ramón Jiménez, una modalidad que reviste una mayor complejidad y supone todo un ejemplo de renovación en las prácticas médicas. Se trata de donantes diagnosticados de muerte por el cese irreversible del latido cardiaco, frente al donante más habitual, que fallece como consecuencia de una hemorragia cerebral o de un traumatismo craneoencefálico.

Igualmente, en este balance es necesario destacar los 20 enfermos renales onubenses que han podido recibir un trasplante el pasado año, tres de los cuales procedentes de donante vivo, es decir, una donación dirigida a una persona concreta, que suele ser del entorno familiar, aunque no es imprescindible. De los tres donantes vivos, dos de ellos proceden de donaciones cruzadas, que tienen la peculiaridad añadida de que se realiza entre un donante y un receptor que no se conocen, fruto de un intercambio entre los donantes de dos o más parejas que son incompatibles.

Con las nuevas estrategias se trata, en definitiva, de contrarrestar el descenso de muertes encefálicas y accidentes de tráfico, así como al mayor volumen de indicaciones de trasplantes. Aún más si tenemos en cuenta que el perfil del donante fallecido de órganos presenta cada vez mayor edad y continúa modificándose de forma progresiva. La edad media ha pasado de 35 años en 1991 a cerca de 60 años en 2015 en Andalucía, situándose en Huelva en 56 años, una cifra algo inferior.

Las donaciones recibidas han situado la tasa de donación de la comunidad andaluza en 38,5 donantes por millón de población, que supera en un punto a la más alta conseguida hasta la fecha en el pasado año 2014 y por encima de la media europea y de Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *