Condenan a tres meses de cárcel al acusado de atropellar a una jinete en Valverde y huir

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Huelva ha condenado, tras alcanzar una conformidad, a tres meses de cárcel a J.A.M.C., acusado de atropellar a una mujer montada a caballo en una carretera de Valverde del Camino, conocida como la ‘del Cañao’; dejarla sepultada debajo del animal y huir del lugar.

Según han informado a Europa Press fuentes judiciales, el acusado ha reconocido los hechos y se ha conformado con esta pena por el delito de omisión del deber de socorro, ya que por la falta de lesiones por imprudencia leve se había despenalizado.

Por estos motivos no se ha celebrado el juicio en el que iba a ser juzgado por el tribunal del jurado, no obstante la sentencia establece además la pena de privación del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores durante un año y el pago de las indemnizaciones a los afectados. Por un lado, 22.614 euros a la jinete por las lesiones causadas y, por otro, 6.525 euros al dueño del caballo, pareja de la víctima, por su valor, cantidades que ya fueron pagadas por la aseguradora antes del juicio.

El juez ha considerado probado que este hombre circulada por la citada carretera el 3 de octubre de 2010 sobre las 18,00 horas con su vehículo, que llevaba un remolque acoplado, el cual colisionó contra el caballo que montaba la víctima. En ese momento el equino cayó y falleció en el acto, quedando sepultada bajo el mismo la jinete, que pudo ser rescatada tiempo después.

Por su parte, el acusado, instantes después de la colisión, “se dio inmediatamente a la fuga, pese a la violencia del choque y la gravedad del accidente y de la situación de desamparo en que quedaba la herida”, quien iba acompañada tan sólo de su nieta y de un chico de 22 años, no haciendo ninguna gestión respecto del estado de ésta, tal y como remarcó el fiscal en su escrito.

La misma tuvo que ser asistida por varias personas que poco después pasaron por el lugar y previo uso de una máquina para levantar el caballo, hasta que finalmente pudo ser evacuada al Hospital de Riotinto.

Esta mujer, de 61 años de edad en el momento de los hechos, sufrió fractura de meseta tibial derecha y tobillo derecho, precisando para su sanidad además de una primera asistencia, tratamiento médico consistente en reducción y osteosíntesis con tres tornillos, tardando en curar 279 días, todos ellos impedida para sus ocupaciones habituales y de los que 16 permaneció hospitalizada, quedándole secuelas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *