Lleno a rebosar en la Casa Colón para ver el desfile de Pepe Jiménez

Fantástica intervención de Argentina, que puso en pie a un público que la despidió con palmas por Huelva

10291268_1138071316211614_3375513377556122905_n 12512554_1138070812878331_6993833711469747586_n 12644815_1138070569545022_2409894836663001615_n 12647251_1138070599545019_8388366857803359530_n 12647452_1138070686211677_2302868230454179629_n 12651172_1138070956211650_5481190045796434018_n 12651207_1138071372878275_4494267232662930504_n 12654305_1138070729545006_4621785414217447338_n 12661913_1138071162878296_2189714265812038985_n 12662644_1138070899544989_4795385691609798149_n 12669490_1138071369544942_2856360427901730599_n 12670569_1138071049544974_7526463936635562081_n 12670581_1138071326211613_4852164466953069345_n 12688064_1138070889544990_7900316423134235245_n 12688362_1138070579545021_1003509472178323734_n 12705326_1138070422878370_4014194245268045552_n 12705362_1138071179544961_3672351100840208567_n 12705572_1138070922878320_2733715500627681699_n 12705580_1138071159544963_5506126626334198554_n 12715498_1138071202878292_2805847081352018367_n 12715522_1138071052878307_4910033411103786182_n 12715602_1138070416211704_8724987589767512361_n 12717252_1138071002878312_4560485446585283404_nGran noche la que ha vivido la Hermandad del Rocío de Huelva este sábado con el pase de modelos de Pepe Jiménez, ‘ElAjolí’, en un Palacio de Congresos de la Casa Colón abarrotado de público.

La colección ‘Gitanillas andaluzas’, inspirada en versos de ‘La gitanilla’ de Cervantes (“Colgadas del menor de sus cabellos/ mil almas lleva, y a sus plantas tiene/ amor rendidas una y otra flecha”) cautivó a los asistentes por su elegancia y variedad. Por la pasarela han pasado trajes para el camino, para ferias de día (primera parte del desfiles) y para noches (segunda parte del desfile tras el descanso). Y también todo tipo de tejidos, desde algodones a terciopelos pasando por puntos, sedas, gasas o batistas perforadas.

La gala, que fue conducida por un José Manuel Soto que demostró que tiene muchas tablas… y poca vista sin gafas, contó con dos momentos estelares, el gran aplauso con el que el público despidió a Pepe Jiménez y la actuación de Argentina, que con una aparición breve pero intensísima se ganó el aplauso atronador de todo el público con una versión extraordinaria de María la Portuguesa y con unos fandangos llenos de fuerza.

Mención especial también para Rocío Vázquez y la bailaora Isabel Augusto, que estuvieron también espléndidas, acompañadas a la guitarra por José Manuel Domínguez y el percusionista Miguel Ángel Santialario.

La noche resultó todo un éxito además por el lleno completo del Palacio de Congresos, dado el carácter benéfico que tenía la gala, cuya recaudación, tanto de las entradas como de las papaletas para el sorteo de un traje de gitana y de la barra del bar, se va a destinar a un proyecto de equinoterapia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *